Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 27 de junio de 2017
Publicado en OPINION Jueves, 12 de enero de 2017 00:00

¿Por qué se han disparado las emisiones de deuda corporativa en 2017?

Francisco López | El arranque del año suele ser un buen momento para las emisiones de deuda corporativa, aunque en estos primeros días del 2017 se ha disparado más que en ejercicios anteriores debido al programa de compras del BCE.La reactivación del mercado primario de bonos corporativos se ha producido a unos costes muy favorables como consecuencia de los bajos tipos de interés.

 

 

Según los datos de Bloomberg, empresas y bancos europeos han emitido en los primeros días de enero un volumen de deuda que alcanza casi los 50.000 millones, una cifra que duplica lo emitido en los diez primeros días de 2016.

 

La clave está en el programa de compras del BCE. A cierre de 2016, el organismo europeo tenía en su balance un saldo vivo de 51.000 millones de euros de bonos corporativos. Según los expertos de Afi, el volumen apenas supone un 3,3% del total de las compras que lleva a cabo el banco central, pero su impacto es muy significativo dado el reducido tamaño del mercado de renta fija corporativa no financiera en el área euro.

 

2017 va a ser un año incierto. Nadie sabe lo que puede pasar con el comercio global cuando Donald Trump tome posesión de su cargo; y después tendrán lugar las citas electorales de Francia y Alemania, determinantes para el futuro de Europa. Todos estos factores han motivado que muchas compañías se hayan apresurado a captar financiación en el mercado de capitales adelantándose a esos periodos de inestabilidad. ​

 

Otra de las razones de la apuesta por las emisiones corporativas es el coste . Las rentabilidades de los bonos han vuelto a caer en las últimas semanas, y los expertos creen que este inicio del ejercicio puede ser el momento más barato para financiarse en el mercado.

 

En España, la banca acapara más de la mitad de las emisiones que se han realizado hasta el momento. Telefónica, por su parte, se ha convertido en la primera empresa no financiera en colocar deuda en 2017 con una emisión de 1.750 millones de euros.

 

El Santander ha anunciado su plan de financiación para los dos próximos ejercicios, de cara a adecuarlo al cumplimiento de los nuevos requerimientos sobre absorción de pérdidas y de las exigencias regulatorias de capital.

 

El banco emitirá hasta 57.000 millones en deuda entre 2017 y 2018. Del total, hasta 32.000 millones se colocarán este año (el martes emitió 1.250 millones) y los restantes 25.000 millones, en 2018. ​ 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.