Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 21 de octubre de 2017
Publicado en OPINION Viernes, 31 de marzo de 2017 00:00

El agujero de la S.S. bate todos los récords

Francisco López | El Gobierno ha dado dos noticias sobre el cierre de las cuentas de las Administraciones Públicas. La buena es que España cumplió en 2016 con el objetivo de déficit fijado por Bruselas por primera vez desde que se inició la crisis (4,3% frente al 4,6% del PIB exigido); la mala es el agujero de las cuentas de la Seguridad Social, que supera ya los 18.000 millones de euros, la cifra más alta de toda su historia.

 

 

Por mucho que el ministro Montoro se empeñe en relativizar la enorme cuantía del déficit de la Seguridad Social (SS), lo cierto es que preocupa, y mucho, a los economistas y a los ciudadanos. ‘’El déficit es asumible’’, ha dicho el ministro, ‘’ya que en 2017 los ingresos del sistema crecerán más que los gastos’’.

 

Los expertos, sin embargo, creen que el déficit de la SS es un problema estructural , que no se puede solucionar solo con el ciclo económico o con medidas fiscales.

 

El Gobierno alega, con razón, que las pensiones han subido incluso en los años más duros de la crisis y que el crecimiento vegetativo ha llevado a que entren en el sistema muchos pensionistas que cobran pensiones altas. Pero la única solución ​ que se ha encontrado hasta el momento ha sido el recurso al Fondo de Reserva , al que solo le quedan 15.000 millones, lo que da para una paga extra y poco más.

 

Respecto a la cuentas en su conjunto, las Administraciones Públicas cumplieron el año pasado con su objetivo de déficit gracias a la recuperación económica , que permitió obtener más ingresos a las comunidades autónomas y ahorros en las prestaciones por desempleo. También han ayudado los bajos tipos de interés.

 

En cualquier caso, hay que recordar que el objetivo de déficit se suavizó el año pasado hasta en dos ocasiones . La meta inicial para el 2016 era el 2,8% del PIB, pero tras el incumplimiento de 2015 y la amenaza de sanción por parte de Bruselas, el Gobierno español logró que las autoridades comunitarias flexibilizaran los objetivos hasta dejarlos en el 4,6% del PIB. . ​ 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.