Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 28 de junio de 2017

Francisco Lopez | Los analistas pronostican un 2017 positivo para la renta variable europea, aunque eso no signifique gran cosa: las firmas bursátiles están casi obligadas a apostar por las ganancias, aun siendo conscientes de los riesgos que se avecinan debido a la inestabilidad política (elecciones en Francia, Alemania y Holanda, más los efectos de Trump y el ‘Brexit’) y a la incertidumbre sobre el ritmo de subidas de los tipos de interés en EEUU que llevará a cabo la Fed.

La FED y la economía real

Lunes, 19 de diciembre de 2016 00:00

Miguel Navascués | La FED ha subido sus tipos de interés al 0,75%, y ha anunciaco que prevé que en 2017 habrá otras tres subidas. Esto se llama política monetaria activa y de persuasión.

Carlos Díaz Güell | Tanto el BCE como el Banco de Inglaterra, en sus últimos informes de Estabilidad financiera, coinciden en que el principal riesgo de la Eurozona y de Reino Unido es global, a través de una reapreciación general del riesgo que provoque contagio financiero, que puede venir provocado por la materialización de las fragilidades que se observan en las economías emergentes o por la incertidumbre política en las economías avanzadas.

Carlos Díaz Güell | Aunque el sistema nada en la abundancia de liquidez y el capo di tutti capi, Mario Draghi, ha dicho por activa y por pasiva que la política monetaria expansiva tiene un límite y que la política monetaria por sí sola no funciona, el BCE cumplía con lo esperado y lo anunciado por los mercados y tomaba la decisión, en su último Consejo de Gobierno del año, de prolongar el programa de compra de deuda que vencía en marzo del año que viene, al menos hasta diciembre de 2017, con lo que el volumen total del programa de compra de activos del BCE alcanzará los 2,3 billones de euros, sin que por el momento se haya conseguido avanzar en los objetivos de inflación del BCE (2%) o en que el crédito de muestras de alegría digna de consideración.

Francisco López | La reacción de los mercados a las últimas medidas adoptadas por el BCE está siendo muy positiva, aunque no todos los expertos creen que la era del ‘quantitave easing’ (QE) se acerque a su fin. Las previsiones de inflación de los propios técnicos del BCE para 2017 continúan muy lejos del objetivo del 2% y el crecimiento del PIB de la eurozona se mantiene débil.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.