El Ibex 35 sube más que el resto de bolsas europeas y se aproxima a 9.000 puntos

Fátima Herranz (Singular Bank) | Predominio del signo positivo en los mercados de renta variable a nivel global, que continúan centrados en la temporada de presentación de resultados corporativos del 3T. Los sólidos resultados conocidos hasta el momento en EEUU están reforzando el sentimiento del mercado y contribuyendo a contrarrestar la preocupación existente en torno a diversos focos de incertidumbre.

Uno de los principales puntos de atención se mantiene en los problemas en las cadenas de suministros globales y su impacto en la senda de crecimiento económico mundial en los próximos meses. Los datos de producción industrial de EEUU conocidos ayer mostraron una contracción en septiembre mayor de la proyectada por el consenso ante la escasez de materiales, la congestión en los puertos y los retrasos en las entregas. La persistente carencia de chips semiconductores está afectando especialmente al sector de vehículos y componentes.

Respecto a la falta de suministro de gas natural, Rusia ha señalado que aumentará los envíos a Europa para ayudar a frenar la subida de precios siempre y cuando obtenga la aprobación para comenzar a utilizar el gasoducto Nord Stream 2. En este sentido, el operador del gasoducto declaró ayer que su primera línea está preparada para empezar a operar una vez que se otorgue la correspondiente aprobación regulatoria.  Actualmente la solicitud de certificación está siendo revisada por los reguladores de Alemania, pero su decisión podría retrasarse hasta enero y posteriormente requeriría el visto bueno de la Comisión Europea.

Este anuncio se produjo horas después de que los precios europeos del gas se dispararan ante la noticia de que la compañía rusa Gazprom había descartado adquirir capacidad adicional para el bombeo de gas hacia Europa en noviembre a través de Ucrania. Además, según los datos de la Plataforma Regional de Reservas (RBP), habría reservado únicamente en torno a 35% de la capacidad extra ofrecida el próximo mes por el operador polaco Gas System para el gasoducto Yamal-Europa.

A estos factores se une el repunte de los precios de la energía en un contexto de escasez de gas natural y carbón, situándose el petróleo WTI en máximos de los últimos siete años. Una situación que aumenta la incertidumbre sobre en qué medida el aumento de los precios es de carácter transitorio, dado el mayor impacto de los factores de oferta. En este escenario, crecen las perspectivas de que los bancos centrales moderen el tono expansivo de la política monetaria frente a las actuales presiones inflacionistas.

Entre los principales índices bursátiles de la región Asia-Pacífico, únicamente han cerrado con ligeras pérdidas el Sensex indio y el ASX 200 australiano (-0,08% en ambos casos). En contraste, ha destacado el avance del Hang Seng de Hong Kong de un 1,49%, mientras que han subido en torno a un 0,7% elKospi surcoreano (+0,74%), el Nikkei 225 japonés (+0,65%) y el Shanghai Composite chino (+0,70%).

En Europa, sus principales bolsas han finalizado la sesión en verde, a excepción del CAC 40 francés que ha registrado un ligero descenso de un 0,05%. Una evolución que ha contrastado con la revalorización delIBEX 35 español de un 0,67%, superando la registrada en el DAX 40 alemán (+0,27%) y el FTSE 100 británico (+0,19%).

En España, el IBEX 35 (+0,67%) ha revertido su caída de ayer, aproximándose nuevamente a 9.000 puntos (8.996 puntos). Así, encadena 16 jornadas consecutivas cerrando por debajo de este umbral. Entre sus componentes ha destacado el impulso de las compañías energéticas y las asociadas a las renovables en una jornada en la que se ha celebrado una nueva subasta de energías renovables. El avance más significativo se ha situado en Solaria (+5,36%), seguido de Siemens Gamesa (+2,80%) e Iberdrola (+2,68%). En terreno negativo, los mayores descensos se han producido en dos de los valores del sector turístico, IAG (-5,32%) y Meliá Hotels (-2,65%), acompañados de Naturgy (-2,86%).

En línea con la evolución al alza de la renta variable europea, los índices estadounidenses muestran ganancias de en torno a un 0,6% a cierre de la sesión en Europa. En concreto, el S&P 500 avanza un 0,63% y el Nasdaq Composite un 0,65%.