Hoy se inicia en EEUU la reunión de dos días de la Fed; en principio, no se esperan novedades en materia de política monetaria

J.J. Fdez-Figares (Link Securities) | En una sesión de transición, con muchos inversores manteniéndose al margen de los mercados a la espera de acontecimientos, lo que se plasmó en un reducido volumen de contratación, los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses cerraron ayer en su mayoría al alza, pero sin grandes variaciones. Quizás lo más llamativo de la sesión fue que, en una jornada donde se volvieron a imponer los valores de corte cíclico, cuyos negocios son los más favorecidos por las potenciales reaperturas de las economías desarrolladas, fuera el Nasdaq Composite el que centrara toda la atención al marcar un nuevo máximo histórico, el primero que alcanza desde el 12 de febrero, tras haber superado una corrección que le llevó a perder casi el 13% desde su anterior máximo. Detrás de este buen comportamiento del índice está el hecho de que los valores tecnológicos hayan recuperado “el favor” de los inversores gracias a la reciente estabilización de los rendimientos de los bonos estadounidenses a largo plazo. Está por ver si este tipo de valores, que presentan en general valoraciones muy exigentes, son capaces de “convencer” a los inversores cuando den a conocer sus cifras trimestrales. Ayer Tesla, que puede ser englobado en este tipo de valores, presentó un fuerte incremento en su beneficio trimestral, superando holgadamente lo esperado por los analistas, aunque no terminó de convencer a los inversores, ya que sus ventas de automóviles crecieron a un ritmo inferior a lo esperado por los analistas -sus acciones cedieron algo más del 2% en operaciones fuera de hora-. Hoy les llega el turno a dos de las mayores empresas de este sector: Alphabet, matriz de Google, y Microsoft, por lo que habrá que estar muy atentos a cómo reaccionan los inversores a las cifras que den a conocer y, sobre todo, a sus expectativas de negocio, ya que ese hecho pude “marcar tendencia” para el resto de la temporada de presentación de resultados trimestrales. 

Por lo demás, comentar que ayer el sector de ocio y turismo europeo reaccionó en bolsa de forma muy positiva al anuncio de que la Comisión Europea (CE) estaba dispuesta a permitir a los turistas estadounidenses vacunados contra el Covid-19 viajar a Europa. De este modo, este sector, junto al bancario, al de materias primas minerales y al energético, todos ellos con un elevado componente cíclico, fueron los que mejor comportamiento tuvieron durante la jornada, mientras que los valores de los sectores catalogados como defensivos como las utilidades, los de alimentación y bebidas o los del sector sanitario, quedaban algo rezagados. 

Hoy esperamos que las bolsas europeas vuelvan a abrir como lo hicieron ayer: sin grandes variaciones y sin tendencia definida. Posteriormente, serán los resultados empresariales, con compañías europeas de la relevancia en sus sectores como los bancos HSBC y UBS o la petrolera BP, dando a conocer sus cifras trimestrales, los que muevan los mercados. Por la tarde, y en EEUU, se publicará el siempre relevante índice de confianza de los consumidores, que se espera haya seguido mejorando en el mes de abril gracias a la buena marcha tanto del proceso de vacunación de la población en este país como de la reapertura de esta economía. 

Cabe recordar también que hoy se inicia en EEUU la reunión de dos días que mantendrá el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), en el que, en principio, no se esperan novedades por parte de la Reserva Federal (Fed) en materia de política monetaria. En este sentido, señalar que esta madrugada el Comité de Política Monetaria del Banco de Japón (BoJ) ha cumplido con las expectativas de los inversores, manteniendo sin cambios los principales parámetros de política monetaria y su “discurso”. La previsibilidad del resultado de la reunión del BoJ ha limitado el impacto de la misma en la bolsa japonesa, que ha cerrado sin grandes variaciones.