Tras superar ayer el umbral de 9.100 puntos, el IBEX 35 (-1,72%) ha perdido la barrera de 9.000 puntos

Las bolsas europeas se recuperan parcialmente de sus caídas de ayer

Andrés Aragoneses (Singular Bank) | Predominio del tono bajista en los principales mercados de renta variable a nivel global, en un contexto marcado por el incremento de la volatilidad de los mercados financieros como consecuencia de la incertidumbre sobre la evolución de la inflación a corto plazo.

En concreto, el foco de atención de los analistas se sitúa en el dato de inflación en EEUU, que se dará a conocer mañana. El consenso de mercado prevé un repunte hasta un 3,6% interanual, principalmente ante el efecto base originado por la evolución del precio del petróleo. Si bien también se proyecta una ralentización de su avance mensual al 0,2% mensual frente al 0,6% registrado el mes anterior.

En este sentido, el movimiento a la baja de ayer en los mercados estadounidenses y hoy tanto en Wall Street como en Europa no viene originado por un cambio en las expectativas sobre la evolución de la economía o los beneficios empresariales. Adicionalmente, a pesar de estas caídas generalizadas, a nivel sectorial se observa un comportamiento divergente, concentrándose los mayores retrocesos en las ramas de actividad que han experimentado una evolución más positiva en los últimos meses y serían más sensibles a priori al repunte de la inflación y de los tipos de interés. En concreto, los valores de empresas del sector tecnológico están siendo las principales perjudicadas en la corrección actual del mercado de los dos últimos días.

Adicionalmente, los inversores también mantienen el seguimiento de los futuros movimientos de la política monetaria de los bancos centrales en un contexto de recuperación económica una vez se normalice la situación epidemiológica. A pesar de que tanto el BCE como la Reserva Federal comparten el mensaje de una recuperación económica asimétrica y la necesidad de mantener los estímulos monetarios a corto plazo, los inversores empiezan a evaluar cuándo y con qué intensidad iniciarán las autoridades monetarias la reducción de los estímulos una vez se constaten una senda de crecimiento sostenible. Asimismo, aunque el escenario central proyecta que el repunte de la inflación sea de carácter temporal, una parte del mercado analiza el impacto sobre las valoraciones de renta variable de un entorno en de tensiones inflacionistas al alza y por encima de los niveles proyectados por las previsiones de los bancos centrales.

EEPor otro lado, en el ámbito macroeconómico, en mayo el indicador de sentimiento económico ZEW de Alemania ha registrado su mejor registro desde febrero de 2020, repuntando significativamente 13,7 puntos hasta 84,4 puntos. Todo ello en un contexto marcado por el avance del indicador de situación económica actual ante la mejora de la situación epidemiológica y el progreso experimentado en los planes de inmunización. En EEUU, tras la publicación el pasado viernes del dato de creación de empleo de abril por debajo de las expectativas del consenso de mercado, hoy se ha dado a conocer que el número de puestos de trabajo vacantes, según la encuesta Jolt, se incrementó hasta un máximo histórico de 8,1 millones a cierre del mes de marzo.

En este escenario, el comportamiento de los principales índices de Asia-Pacífico ha sido hoy divergente una vez que el Nikkei 225 japonés (-3,08%) ha recogido los retrocesos experimentados ayer por el Nasdaq Composite, mientras que el Shanghai Composite ha tenido un comportamiento más resiliente al subir un 0,40%. En concreto, hoy se ha publicado que en abril el IPC de China se situó en un 0,9% interanual (+0,5 pp respecto al mes anterior). Adicionalmente, el Kospi surcoreano ha retrocedido un 1,23% y el Sensex indio un 0,69%.   

En este contexto, los principales índices bursátiles de Europa han cerrado la jornada a la baja, con retrocesos superiores al umbral del 1,5%, destacando especialmente la caída del Footsie 100 inglés (-2,47%). En esta coyuntura, la cotización del IBEX 35 español ha descendido un 1,72%, la del DAX 30 alemán un 1,82% y del CAC 40 francés un 1,86%.

En España, tras superar ayer el umbral de 9.100 puntos, el IBEX 35 (-1,72%) ha perdido la barrera de 9.000 puntos. En concreto, ha cerrado en 8.987 puntos. Entre sus componentes, han destacado el comportamiento del sector salud, con la revalorización de un 3,65% de Almirall, de un 1,48% de Pharma Mar y de un 1,15% de Grifols. En terreno negativo, las máximas caídas registradas en la sesión de hoy se han situado en Fluidra (-7,74%), tras la colocación acelerada de más de un 4% del capital de uno de sus principales accionistas, IAG (-7,20%), enmarcada en el anuncio de la emisión de un bono convertible de 800 millones de euros, y Meliá Hotels (-4,15%).  

Por su parte, tras iniciar la sesión retroceso superiores al 1%, los principales índices bursátiles estadounidenses limitan sus caídas por debajo del umbral del 1%. En concreto, el Nasdaq Composite retrocede 0,29% y el S&P 500 un 0,98%.