Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 11 de diciembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en OPINION Viernes, 11 de noviembre de 2016 10:40

Las empresas españolas no paran. Y menos fuera.

Carlos Díaz Güell | Resulta habitual que los medios de comunicación se hagan eco de las grandes magnitudes sobre la internacionalización de la economía española, cifras macro sobre la balanza comercial, el número de turistas que llegan a España o sobre si la balanza de pagos durante el primer semestre de 2016, arrojó un saldo positivo cercano a los 26.000 millones de euros, máximo de la serie histórica.

 

 

Cantidades y cifras a las que en escasas ocasiones se pone cara ignorando, en demasiadas ocasiones, que marcas como Santander, Zara, Freixenet, ACS, Repsol, Roca, Iberdrola, Abertis, Telefónica, Melia o Ferrovial, por citar solo una mínima parte, son las empresas que están detrás de esa internacionalización de la economía española que, en los últimos años, han dado un impulso considerable a la presencia de la economía española en el mundo.

 

Hoy, pasito a pasito, con endeudamiento o sin él y forzada por la crisis, España cuenta con una de las economías más internacionalizadas del mundo, hasta el punto de que su sector exterior hacer gala de unas exportaciones en continuo ascenso, con una creciente diversificación en cuanto a segmentos de actividad y destinos geográficos que suponen ya casi el 35% del PIB. Esa fuerte expansión de sus principales firmas, al decir de los informes que se publican, sitúa a nuestro país como el undécimo inversor del planeta, acumulando en términos de stock el 2,4% de la inversión mundial. En América Latina, por ejemplo, España es el segundo inversor extranjero, solo por detrás de Estados Unidos, según datos de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

 

Aunque muchas de las grandes magnitudes manejadas se escapan de la valoración ciudadana, resulta de interés hacer un seguimiento de cómo se mueven las empresas cotizadas españolas en el mundo a lo largo de un corto periodo de tiempo –octubre- para comprobar cómo lo de la internacionalización de la empresa española está lejos de ser una soflama. De ese seguimiento, puramente capilar, se detectan los siguientes movimientos empresariales:

 

• Ferrovial ha sido la adjudicataria de la construcción de un tramo de 35 kilómetros de una autopista en el estado de Virginia en las inmediaciones de Washington, que implicará una inversión total de 3.000 millones de euros durante el periodo de concesión de 50 años.

 

• Gamesa suministrará 304MW para cinco proyectos eólicos en India.

 

• CAF ha conseguido un contrato para el suministro de 146 tranvías para la compañía de Tranvías de Flandes De Lijn por alrededor de 300 millones de euros.

 

• Duro Felguera ha ganado un contrato en Rumanía para la construcción de un ciclo combinado de hasta 430MW por un importe de 245 millones de euros ampliables hasta 269 millones.

 

• Abertis se ha aliado con el fondo de inversión canadiense IFM en el proceso de puja por la autopista británica M6 de 40 kilómetros de longitud, única autopista de peaje del Reino Unido y que forma una circunvalación alrededor de la ciudad de Birmingham.

 

ACS, junto al fondo de inversión canadiense Brookfield, se ha hecho con la concesión para la construcción y mantenimiento de tres líneas eléctricas en Brasil, que implican una inversión de 660 millones de euros.

 

• Sacyr, junto a la portuguesa Mota Engil, ha conseguido su primer contrato en Paraguay, valorado en 1.350 millones de euros que contempla la construcción del desdoblamiento y operación durante 30 años de las rutas 2 y 7 con una longitud de 170 Km.

 

Viscofan ha adquirido las empresas de Vector en EE.UU y Europa por 3,4 millones de dólares.

 

• ACS se ha adjudicado una autopista en Alemania por 1.300 millones de euros a través de su filial Hochtief, en consorcio con DIF y Johann Bunte.

 

• Ferrovial ha conseguido su primer gran contrato en Australia a través de su filial de servicios Broadspectrum, que se encargará de la vigilancia y protección de las instalaciones judiciales del estado de Eastern Australia, por un importe total de 179 millones de euros.

 

El consorcio formado por Indra y Navantia se ha adjudicado la actualización del sistema de combate de la corbeta KRI-362 Malahayati de la Armada de Indonesia por un importe de 15,7 millones de euros.

 

• Enagás ha llegado a un acuerdo para adquirir la totalidad del paquete accionarial de International Power, filial del grupo Engie, en Trasportadora del Gas del Perú (TgP) por cerca de 60 millones de euros.

 

Banco Santander Río ha cerrado el acuerdo con Citibank Argentina para adquirir su cartera minorista de clientes y su red de sucursales, lo que le permitirá incorporar medio millón de clientes que se sumarán a los más de 2,7 millones que tiene la entidad en el país, sumando además 70 sucursales a las 401 con las que ya contaba.

 

• El Gobierno británico decidió dar luz verde a la construcción de una tercera pista y una sexta terminal en el aeropuerto de Heathrow con un coste equivalente a 19.700 millones de euros. El aeropuerto británico tiene como gestor y primer accionista a la compañía española Ferrovial, con un 25% del capital.

 

• Indra se ha adjudicado un contrato de un valor de 23 millones de euros para la modernización de los sistemas de operación de la red de transmisión de energía en Eslovaquia.

 

• ACS ha comprado el 14% de la ingeniería cotizada local UGL, y ha lanzado una OPA por el 86% restante, por un total de 356 millones de euros.

 

• ACS ha conseguido un contrato minero en Canadá por un valor de 570 millones de euros.

 

• OHL será el único accionista de la constructora Judlau, con sede en Nueva York, tras la compra del 49% que aún no poseía a su fundador, Thomas Lovino. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.