Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 25 de septiembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Lunes, 23 de julio de 2018 08:30

El 87% de las empresas del S&P 500 que han publicado resultados baten las estimaciones de BNA

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | A partir de hoy los mercados financieros europeos y estadounidenses afrontan una semana intensa y complicada, con múltiples factores de referencia que pueden determinar su tendencia a corto/medio plazo.

 

Así, y, para empezar, señalar que la temporada de publicación de resultados trimestrales llega a su máximo apogeo en Wall Street, mercado en el que más de 1.000 compañías darán a conocer sus cifras en los próximos días, entre ellas algunos gigantes tecnológicos como Alphabet, Facebook o Amazon. No obstante, creemos que lo más interesante será escuchar lo que tengan que decir compañías como Whirlpool o Harley-Davidson del impacto que en sus cuentas está teniendo ya la “guerra de aranceles”, tema este sobre el que luego volveremos. Hasta ahora, la temporada de presentación de resultados está siendo muy positiva en este mercado. Así, con casi el 20% de las compañías integrantes del S&P 500 habiendo publicado, el 87% han batido las estimaciones de los analistas a nivel beneficio neto (la media de los 5 últimos años es del 70%), y el 77% las de ventas (la media en este caso es del 58%). No obstante, y de momento, otros factores, como la “guerra de aranceles” y la incontinencia tweetera del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, están impidiendo que estas buenas cifras se estén reflejando en el comportamiento de las bolsas estadounidenses, que sigue mostrando con muchas dudas.

 

En Europa la temporada de resultados empresariales también “cogerá” ritmo, con importantes compañías, líderes en sus sectores dando a conocer sus cifras trimestrales, tales como LVMH, Peugeot, Airbus, Anglo American, Annheuser-Busch InBev, AstraZeneca, British American Tobacco, Casino, Daimler, Kering, L'Oréal, Nestlé, Nokia, Orange, Roche, Royal Dutch Shell, Sky o Total, entre otras muchas, mientras que en la Bolsa Española durante la semana el “bombardeo” de resultados será espectacular, con más del 75% de las compañías integrantes del Ibex 35 publicando los suyos, destacando los grandes bancos y Telefónica (TEF), algo que entendemos hará casi imposible un análisis en profundidad de los mismos por parte de los inversores. Todo parece indicar que son muchos los equipos gestores que han optado por hacer “sus deberes” y anticipar la publicación de sus cifras trimestrales al inicio de las vacaciones.

 

Pero si los resultados empresariales tendrán “un papel protagonista” durante la semana, el conflicto arancelario no se quedará atrás. Este fin de semana, y en el seno de la reunión de ministros de Finanzas del G-20, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Mnuchin, ha sido muy prolífero en declaraciones, intentando matizar en muchos momentos las declaraciones y los tweets del presidente Trump, que “incendiaron” los mercados la semana pasada. Además de afirmar que ni Trump ni él quieren condicionar las decisiones de la Reserva Federal (Fed), algo en lo que insistimos que no tendrían éxito, Mnuchin dijo que ofrecerán a la UE y a Japón un acuerdo de libre comercio sin aranceles y, esto es muy relevante, sin la aplicación de subsidios a las empresas, algo en lo que muchos países europeos son “grandes expertos”, empezando por Francia que se mostró reticente a la oferta. En este sentido, esperamos que la reunión al máximo nivel entre la UE y Estados Unidos que se celebrará en Washington el próximo miércoles pueda ser productiva, alcanzándose en la misma un acuerdo satisfactorio para el sector del automóvil y el de componentes del automóvil, algo a lo que el Gobierno alemán parece muy dispuesto dada la importancia que el sector tiene en la economía del país. Por último, y en relación a China, Mnuchin, tras criticar que las empresas estadounidenses se vean forzadas a transferir tecnología cuando operan en China, no descartó del todo la aplicación de nuevas tarifas a importaciones chinas por importe de 500.000 millones de euros, además de afirmar que “monitorizarían” el comportamiento del yuan, divisa china, para ver si realmente estaba siendo manipulada como “arma” comercial. Entendemos que estas declaraciones forman parte del nuevo estilo de negociación de la Administración estadounidense, y que hasta finales del mes de agosto las negociaciones con China seguirán su curso. El resultado de las mismas, no obstante, es cada vez más incierto. De cara al comportamiento de las bolsas, señalar que este tema, el conflicto tarifario, les está haciendo mucho daño, impidiendo que recuperen su tendencia alcista de finales de 2017 y comienzos de 2018. Es por ello que en cuanto se atisbe una solución, las bolsas reaccionarán con fuerza al alza.

 

Por último, señalar que durante la semana la agenda macro es relativamente intensa, destacando el jueves la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, en la que no esperamos ninguna novedad ya que en la anterior se dieron las pautas para los próximos meses de la política monetaria de la entidad. Así, está previsto que a partir de septiembre se reduzca el importe mensual de las compras de activos en los mercados monetarios a la mitad (15.000 millones de euros) y que este programa se dé por finalizado a finales de ejercicio. Por su parte, los tipos de interés de referencia no subirán hasta pasado el verano que viene.

 

Además, en el ámbito macro, señalar que mañana se publicarán en Estados Unidos, en la Zona Euro y en sus dos principales economías, la alemana y la francesa, las lecturas preliminares de julio de los índices adelantados de actividad de los sectores de las manufacturas y de los servicios, los conocidos como PMIs, que servirán para determinar cómo han comenzado estas economías el 3T2018. Por último, el viernes se publicará en Estados Unidos la primera estimación del PIB del 2T2018, estimación que se espera refleje un crecimiento anualizado de esta variable bastante superior al 4%.

 

Para empezar, señalar que hoy esperamos que las bolsas europeas abran a la baja, lastradas por la preocupación de los inversores en relación a la “guerra de aranceles” y a lo distantes que parecen a día de hoy las posturas entre los distintos países/regiones involucradas, algo evidente si nos atenemos al resultado de la mencionada reunión del G20 celebrada en Buenos Aires este fin de semana. Además, el incremento de las tensiones entre Estados Unidos e Irán tampoco ayudará mucho a tranquilizar los ánimos de los inversores.