El mercado tiene hambre de más

Lidia Treiber (WisdomTree) | La economía europea se ha deteriorado desde la última reunión del Banco Central Europeo (BCE) y el mercado espera que la entidad anuncie en diciembre mayores medidas de estímulo

Por su parte, la Unión Europea ha comenzado a emitir bonos propios en el marco del programa de Apoyo a la Reducción del Riesgo de Desempleo en una Emergencia (SURE, por sus siglas en inglés) para respaldar al mercado laboral de los estados miembros del bloque. Gracias a que las noticias sobre varias vacunas con altas tasas de eficacia han impulsado el optimismo de los inversores respecto a las perspectivas económicas a largo plazo, es probable que las crecientes tasas de infección sigan sin afectar demasiado al panorama económico durante el próximo trimestre. En Europa, los confinamientos permanecen vigentes en varios países a diversos grados hasta buena parte de noviembre de 2020 y han influido mucho en las estimaciones del PIB del cuarto trimestre. 

En la Eurozona, el indicador de sentimiento económico (ESI, por sus siglas en inglés) que sigue la evolución del PIB en la región, se estancó en octubre de 2020 tras varios meses de recuperación. Según la Comisión Europea (CE), si bien la desaceleración de los ESI refleja una menor confianza en los sectores de servicios y entre los consumidores, áreas como la industria y la construcción muestran resultados positivos. La encuesta de la CE también revela una mejora del ESI en Alemania e Italia, aunque con contracciones significativas en los Países Bajos y Francia. Este sondeo está en línea con los resultados del Índice de Gestores de Compra (PMI) Markit del sector manufacturero de la Eurozona. Su componente de servicios se mantiene desde septiembre por debajo de los 50 puntos, lo que indica una contracción del sector, a diferencia del sector manufacturero que continúa expandiéndose tal cual se aprecia en el Gráfico 1. En este blog, exploraremos el instrumento más reciente emitido por la Unión Europea para promover una recuperación económica en Europa en medio de la pandemia en curso.

PMI wisdomtree

A medida que las perspectivas económicas de Europa se debilitan al adentrarnos en el cuarto trimestre, la Unión Europea ya ha realizado este año su segunda subasta de bonos propios. Tanto en la primera colocación de octubre como en la segunda de noviembre, hubo una fuerte demanda de los inversores en la tanda principal. Los bonos del programa SURE se incluyen en el marco de bonos sociales y han recibido un interés particularmente fuerte por parte de los inversores ASG.

El programa SURE, que refleja el primer paso hacia una Europa más unificada en crisis, fue aprobado el 19 de mayo de 2020. Tiene como objetivo mitigar los riesgos de desempleo causados ​​por la pandemia y puede proporcionar préstamos de hasta 100 mil millones de euros en total a los estados miembros de la UE. Este ha sido uno de los primeros programas lanzados en medio de la crisis sanitaria y ha sido seguido por la propuesta de un programa de Fondo de Recuperación más grande que está pendiente de aprobación final el próximo mes. El programa del Fondo de Recuperación podría proporcionar otros 750 mil millones de euros de ayuda para el proceso de recuperación. Para financiar el programa SURE, la UE ha indicado una nueva emisión de bonos UE por alrededor de 87.400 millones de euros en 2020 y 2021. Estas operaciones de financiación se llevarán a cabo tras el acuerdo de préstamos individuales con los estados miembros.

En la subasta de bonos de la UE emitido en noviembre de 2020, hubo una gran demanda por parte de la comunidad inversora y simboliza una de las mayores transacciones supranacionales de la historia. A medida que aumente la cantidad de emisiones de bonos de la UE en los próximos años, la UE podría convertirse en un nuevo actor importante en el mercado.

A continuación, se presentan los detalles de la subasta de bonos de la UE más reciente

subasta bonos