El IBEX 35 cierra la semana en verde y supera los 9.200 puntos por primera vez desde el 26 de febrero de 2020

Cierre de mercados

Fátima Herranz González (Singular Bank) | Los mercados de renta variable a nivel global han mantenido el predominio del signo positivo en la última jornada de la semana, continuando con su tendencia de ayer, situándose las principales excepciones en el Nasdaq Composite (-0,24% a cierre de la sesión europea), el Shanghai Composite chino (-0,58%) y el Kospi surcoreano (-0,19%). Entre el resto de índices más relevantes de la región Asia-Pacífico ha destacado la revalorización del Sensex indio de un 1,97% tras dos jornadas en negativo, alcanzando su mayor nivel desde mediados del mes de marzo.

El optimismo del mercado se ha visto reforzado por la publicación de los datos preliminares de los indicadores adelantados de IHS Martkit, que han reflejado principalmente la mejora de las expectativas del sector servicios. En concreto, el PMI de servicios de la Eurozona ha repuntado en mayo a 55,1 puntos (+4,6 puntos respecto al mes anterior), su mayor registro desde mayo de 2018, y el de EEUU ha alcanzado un nuevo máximo histórico de 70,1 puntos (+5,4 puntos). Una evolución que se enmarca en un contexto de progresivo avance de los planes de reapertura y reactivación de las actividades más afectadas por la pandemia en las economías avanzadas.

En este sentido, ayer el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE anunciaron un acuerdo para la entrada en vigor del Certificado Digital Covid de la UE a partir del próximo 1 de julio. El denominado pasaporte covid permitirá la movilidad en todo el territorio de la comunidad europea para aquellas personas que estén completamente vacunadas, tengan anticuerpos o presenten una PCR negativa. Una medida que permitirá relajar los controles sanitarios, favoreciendo la reactivación del turismo europeo.

En Reino Unido, donde se ha detectado un aumento de los casos de contagio de la nueva variante de coronavirus de India, el primer ministro Boris Johnson ha afirmado que se mantiene inalterado el cronograma anunciado de relajación de las restricciones asociadas a la pandemia. Tras reabrir esta semana el interior de los locales de hostelería y permitir los viajes internacionales, se prevé que el bloqueo nacional finalice completamente el próximo 21 de junio. Si bien por el momento no hay evidencia sobre la eficacia de las vacunas aprobadas actualmente contra la variante india, su rápida propagación llevó la semana pasada a las autoridades británicas a alterar su programa de vacunación, acortando el intervalo entre dosis. Hasta el momento, Reino Unido se mantiene como uno de los países del mundo más avanzados en el proceso de inmunización, habiendo recibido al menos la primera dosis de las vacunas más de un 55% de su población frente a un 48% en EEUU y 33,5% en la UE.

En este contexto, los principales índices bursátiles de la Eurozona han cerrado la sesión en verde, consolidando sus ganancias desde comienzos de año. El IBEX 35 español ha registrado el mayor avance tras quedarse rezagado en la jornada de ayer, subiendo un 0,87%.Por su parte, el DAX 30 alemán ha repuntado un 0,44% y el CAC 40 francés un 0,68%. Una evolución que contrasta con la del principal índice de Reino Unido, manteniéndose el FTSE 100 prácticamente estable (-0,02%).

En España, el IBEX 35 ha finalizado la semana con una revalorización de un 0,64% respecto al pasado viernes, situándose en 9.204 puntos. Se trata de la primera vez que supera el umbral de los 9.200 puntos desde el 26 de febrero de 2020. Su evolución se ha visto apoyada principalmente por el sector bancario, registrando tres entidades bancarias las mayores ganancias en la jornada de hoy: Banco Sabadell (+2,39%), BBVA (+2,36%) y CaixaBank (+1,98%). En contraste, han destacado las caídas de Fluidra (-2,01%), Pharma Mar (-4,15%) y especialmente Indra (-7,96%) tras la noticia de la sustitución por parte del Gobierno de Fernando Abril-Martorel como presidente ejecutivo de la compañía.

Por otro lado, a cierre de los mercados europeos los principales índices estadounidenses muestran una evolución divergente. El S&P 500 sube un 0,29%, mientras que las caídas del sector tecnológico lastran la evolución del Nasdaq Composite (-0,24%).

Renta fija

A pesar de los positivos datos macroeconómicos conocidos en la sesión de hoy, los mercados secundarios de renta fija muestran una moderación generalizada de los rendimientos de la deuda soberana, a la espera de obtener mayor visibilidad sobre la evolución de la inflación en los próximos meses y su posible impacto en la orientación de la política monetaria de los principales bancos centrales.

En este sentido, hoy la presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha descartado en una rueda de prensa la posibilidad de que se produzca un cambio importante en la configuración actual de los estímulos monetarios de cara a la reunión del próximo mes (10 de junio). Al igual que en anteriores ocasiones, ha reafirmado el compromiso del organismo monetario de mantener unas condiciones de financiación favorables en el mercado con el objetivo de apuntalar la recuperación económica proyectada. Este trimestre, el BCE ha intensificado su ritmo de compras de bonos en un contexto de crecientes costes del endeudamiento ante ​​el repunte de TIRes derivado de las expectativas de una mayor recuperación económica de EEUU.

Asimismo, Christine Lagarde ha destacado el carácter temporal del fuerte repunte de la inflación, en una coyuntura en la que persisten algunos factores que presionarán a la baja los precios a largo plazo como el envejecimiento de la población, la globalización y la digitalización.  

Continuando con su tendencia de ayer, los rendimientos de los bonos de las principales economías de la Eurozona han registrado caídas generalizadas. El mayor descenso nuevamente se ha producido en Grecia, cayendo la rentabilidad de su referencia a 10 años 4,5 pb hasta un 0,960%. Por su parte, la yield del bono italiano a 10 años se ha reducido a un 1,030% (-2,5 pb), la del bono español a 10 años a un 0,551% (-1,8 pb) y la del bono alemán a 10 años a un -0,131% (-2,0 pb).

En Reino Unido, la TIR del Gilt británico a 10 años ha mostrado un descenso más moderado, cerrando la sesión en un 0,828% (-0,9 pb).

En contraste, en el mercado secundario de EEUU han predominado las ventas en la parte corta de la curva, si bien las variaciones de yield han sido inferiores a 1 pb. En el vencimiento a 10 años, el rendimiento del Treasury se mantiene estable a cierre de la sesión europea en un 1,625%.