Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 20 de agosto de 2017
Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 21 de abril de 2017 00:00

Los límites en la toma de riesgo ante las elecciones francesas benefician la deuda y recortan las Bolsas

Intermoney | Ningún dato macroeconómico hará olvidar a los inversores la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia, este domingo.

 

Los últimos sondeos realizados entre el 18 y el 19 de abril por Harris y BVA, daban margen a cierta calma. En ambos casos, Macron cosechaba la mayor intención de voto e, incluso, el primero la situaba en el 25% y ampliaba a tres puntos la diferencia con Le Pen. Por su parte, tanto Fillon como Mélenchon atraerían a un 19% de los votantes. A priori, los peores escenarios para la segunda vuelta podrían considerarse como de riesgo, aunque experiencias pasadas recuerdan que nunca se pueden descartar. Así que lo adecuado sería optar por una estrategia de cautela y limitar la toma de riesgo, lo cual debería beneficiar a la deuda alemana y reflejarse en comedidos recortes de las Bolsas durante la jornada.