Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 14 de noviembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 09 de noviembre de 2017 00:00

Donald Trump podría presentar este jueves en el Senado su propuesta definitiva de ley tributaria

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Además de estar pendientes de la amplia batería de resultados empresariales que se darán a conocer en la Eurozona, los inversores estarán pendientes de Estados Unidos, donde Donald Trump podría presentar definitivamente su reforma fiscal. 

 

Los principales índices bursátiles europeos continuaron ayer consolidando los niveles alcanzados recientemente, cerrando de forma mixta y sin grandes variaciones.

 

En el mercado de bonos, los periféricos fueron los que peor comportamiento tuvieron, lo que impulsó al alza tanto sus rentabilidades como las primas de riesgo. Sin una aparente causa que justifique este movimiento, habrá que pensar que fue producto, principalmente, de la decisión de algunos inversores de optar por la toma de beneficios tras las recientes alzas de los precios de estos activos.

 

Por lo demás, la sesión tuvo poca historia, destacando, tal y como avanzamos ayer que podría ocurrir, el negativo comportamiento del sector del automóvil europeo, que fue el que peor lo hizo durante la sesión, presionado a la baja por la decisión de la Unión Europea de exigirles a los fabricantes una reducción del 30% hasta 2030 de las emisiones de dióxido de carbono, exigencia que ayer fue ratificada por la Comisión Europea.

 

En Wall Street, y en una sesión de poca actividad, los tres principales índices, el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq Composite, cerraron la jornada marcando nuevos máximos históricos. En ello tuvo “algo que ver” el buen comportamiento de las acciones de Apple, que ayer también alcanzaron al cierre un nuevo máximo histórico, lo que le llevó a superar por primera vez en su historia los 900.000 millones de dólares de capitalización, hito nunca antes conseguido por ninguna compañía.

 

Por lo demás, y en una jornada en la que tanto el dólar como los bonos del Tesoro mostraron cierta debilidad, los inversores siguieron muy atentos a los acontecimientos políticos en Washington, sobre todo en lo referente a las negociaciones que mantienen los republicanos en el Senado, cámara alta del Congreso de los Estados Unidos, de cara a poder dar a conocer hoy su propuesta de ley tributaria, propuesta que puede chocar en algunos puntos con la elaborada por los representantes del partido en la cámara baja del Congreso, la Casa de Representantes. Hoy es muy posible que salgamos de dudas al respecto, aunque sigue sin estar claro si la mencionada ley tendrá finalmente el apoyo suficiente en ambas cámaras para ser aprobada.

 

Por otra parte, y en lo que hace referencia al día de hoy, señalar que esperamos una apertura entre plana y ligeramente a la baja de los mercados europeos, en una sesión que vendrá marcada por la batería de resultados trimestrales que se publicarán tanto en las plazas europeas como en Wall Street, con importantes compañías europeas como Deutsche Telekom, Enel (ambos han superado las estimaciones del consenso de analistas a nivel beneficio neto), Adidas, el Commerzbank, UniCredit, AstraZeneca o Vestas, y estadounidenses como Walt Disney, Time, NVIDIA, Macy’s, Nordstrom y Office Depot dando a conocer sus cifras. Destacar en el caso de las tres últimas su pertenencia al sector de la distribución minorista, sector que este año está sufriendo mucho en Bolsa lastrado por sus pobres resultados, en gran medida consecuencia del auge del comercio electrónico.

 

Destacar finalmente la volatilidad mostrada por la Bolsa japonesa esta madrugada, cuyos índices iniciaron la sesión con fuerza al alza, animados por el repunte de la inflación en China en el mes de octubre, aunque posteriormente, y tras superar el Nikkei el nivel de los 23.000 puntos, algo que no hacía desde 1992, este mercado ha girado a la baja, llegando el índice a ceder más del 1%. Al cierre, y tras recuperar gran parte de estas pérdidas, el Nikkei ha terminado muy cerca de su nivel de apertura. Esta volatilidad podría ser un síntoma del vértigo que comienzan a sufrir muchos inversores tras las fuertes alzas que recientemente ha experimentado este mercado, algo que podría ser extrapolable al resto de principales mercados bursátiles mundiales. Es por eso que seguimos apostando por una fase de consolidación de los índices antes de que retomen su tendencia alcista.