Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 16 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Lunes, 16 de abril de 2018 08:30

Los inversores celebrarán que la intervención en Siria haya sido puntual y sin tensiones con Rusia

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Tras la operación de castigo llevada a cabo este fin de semana por Estados Unidos y sus aliados contra enclaves del ejército sirio, esperamos que la atención de los inversores gire hacia los fundamentales.

 

Entendemos que la precisión “quirúrgica” con la que se llevaron a cabo los bombardeos, evitando en todo momento que estos afectaran a las fuerzas armadas rusas desplegadas en Siria en apoyo del régimen de Assad, ha permitido de momento, y a pesar de las declaraciones/amenazas llegadas desde Rusia tras el ataque, evitar una escalada de tensión en la zona. De hecho, el precio del crudo, que había sido uno de los principales “beneficiados” de esta tensión, está cediendo esta madrugada, mientras que los futuros de los índices estadounidenses vienen al alza. De momento, y salvo que Assad vuelva a traspasar las “líneas rojas” trazadas por Estados Unidos y sus aliados, y vuelva a “gasear” a la población civil, esperamos que este tema pase a un segundo plano, permitiendo a los inversores centrarse tanto en el análisis de los datos macro que se irán conociendo en los próximos días como en los resultados trimestrales que las cotizadas darán a conocer a lo largo de las próximas semanas, que prometen, además, ser muy positivos.

 

Otra cosa será la respuesta a los mismos de los inversores. En principio el viernes los tres grandes bancos estadounidenses que dieron a conocer sus cifras, JP Morgan, Citigroup y Wells Fargo, superaron holgadamente lo esperado por unos analistas que, además, habían situado el listón muy alto. Sin embargo, la recepción a estas cifras por parte de los inversores fue bastante “fría”, con las acciones de las tres entidades cediendo terreno tras la publicación de las mismas. Habrá que esperar a comprobar si la reacción negativa del viernes a los resultados de estas tres compañías –ya el jueves los mejores resultados de lo esperado publicados por la gestora BlackRock y por la aerolínea Delta fueron recibidos con indiferencia– va a ser algo constante durante la actual temporada de publicación de resultados o, por el contrario, ha sido algo puntual. A partir de hoy, y con la publicación en Wall Street de las cifras trimestrales de compañías como Bank of America, Lam Research o Netflix, podremos hacernos una idea más precisa de si finalmente los resultados empresariales pueden convertirse en “el catalizador” que necesitan los mercados de valores para recuperar la tendencia alcista o si, por el contrario, los inversores continúan con sus dudas “existencialistas” y obviarán la fuerte mejora de las cifras que se espera a ambos lados del Atlántico. Decir, en este sentido, que en la Bolsa española esta semana publicarán varias compañías, entre las que destacaríamos Dominion (DOM; el miércoles), Atresmedia (A3M) y Mediaset (TL5), estás últimas dos en principio el jueves.

 

Por otro lado, señalar que la agenda macro semanal tiene citas bastante interesantes, comenzando hoy con la publicación en Estados Unidos de las ventas minoristas del mes de marzo, cifra muy relevante para determinar si esta economía sigue ralentizándose (esta variable ha caído en términos mensuales en los últimos tres meses) o, por el contrario, comienza a recuperar su elevado ritmo de crecimiento mostrado a finales del ejercicio pasado –recordar que el consumo privado representa casi dos terceras partes del PIB estadounidense–. El martes, por su parte, nos “despertaremos” con la publicación de una batería de cifras en China, entre las que destacaríamos la primera estimación del PIB del 1T2018 y las ventas minoristas, la producción industrial y la inversión en capital del mes de marzo. Además, ese día se darán a conocer en Alemania los índices ZEW de abril, que miden la percepción que sobre la economía del país tienen los grandes inversores y los analistas y, en Estados Unidos, la producción industrial del pasado mes. A su vez, el miércoles se publicará el dato definitivo del IPC de marzo de la Zona Euro, acabando el viernes, entre otros indicadores, con la del índice de confianza de la misma región (lectura preliminar de abril). Todas estas cifras servirán para comprobar, especialmente en la Zona Euro, si la ralentización del crecimiento económico que se ha podido apreciar en los últimos meses persiste o se comienza a vislumbrar un punto de inflexión. En nuestra opinión, el problema es que el “momento” político por el que atraviesan las cuatro principales economías de la zona: la alemana, la francesa, la italiana y la española, no es el más adecuado para que las empresas inviertan y los ciudadanos consuman, sentimiento que también se está trasladando a los mercados.

 

Por último, y en lo que hace referencia a la sesión de hoy, señalar que, en principio, esperamos una apertura alcista de las principales bolsas europeas, en las que los inversores “celebrarán” que la intervención aliada en Siria haya sido puntual y no haya generado tensiones con Rusia más allá de las inevitables a nivel diplomático. Por la tarde, serán los resultados empresariales y la publicación de las ventas minoristas estadounidenses los que determinen la tendencia de cierre de los mercados, siempre que el redundante tema “aranceles” no vuelva a escena, algo que esperamos que ocurra a lo largo de la semana, cuando la Administración estadounidense anuncie los productos chinos que pretende gravar.