Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Publicado en INTERNACIONAL Miércoles, 05 de julio de 2017 00:00

China inyecta en el sistema financiero 14.650 millones de dólares en su huída de las tensiones de liquidez

Intermoney | Los PMI de China bajo el patrocinio de Caixin eran la primera gran referencia de una jornada en la que los mercados deberían recobrar la normalidad, después del inicio de semana semifestivo en EEUU.

Así, dicha vuelta a la normalidad arrancará con el tono agridulce de los mencionados indicadores en el gigante asiático, pues el de servicios retrocedía más de un punto en junio hasta 51,6 y el indicador compuesto moderaba hasta 51,1.

 

Las anteriores referencias llegan en un momento en el que las autoridades chinas parecen dispuestas a evitar cualquier susto, como así lo demuestran sus acciones. Por ejemplo, el BoCh inyectó en junio 14,65 mm. $ al sistema financiero mediante sus herramientas a corto y medio plazo (+95% vs. mayo) para evitar las tensiones de liquidez que suelen acompañar al cierre del trimestre, en especial, el segundo al coincidir con importantes pagos de impuestos.

 

De hecho, aunque los niveles de tipos respecto a 2016 no son comparables, dado que el banco central chino busca cierto endurecimiento de las condiciones financieras que frene la espiral de deuda, sobresale la evolución del repo a semana ya que el pasado junio no se esperó a los últimos tres días del mes para aliviar las tensiones. En 2017, las actuaciones del BoCh se sintieron desde el inicio del tercio final de junio y aunque se desee promover el desapalancamiento de la economía china, las autoridades parecen no estar dispuestas a “jugar con fuego” mientras no pierden de vista los flujos de capitales. Así que el camino elegido parece consistente con un escenario en el que se ha pasado de una política monetaria generosa a otra neutral, pero sin descuidar el adecuado suministro de liquidez. No se pueden dar pasos en falso, ante un nivel de deuda que se sitúa en el rango del 250 al 275% del PIB.

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.