Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 13 de noviembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Miércoles, 07 de noviembre de 2018 10:00

Modesta reactivación de la industria alemana

Bankia Estudios | Los indicadores de actividad industrial sorprendieron tímidamente al alza en septiembre, tras varios meses decepcionando. Pese a la modesta reactivación registrada, la debilidad de los meses previos explica que el balance del 3T18 sea negativo para la industria.

 

Los pedidos industriales sorprendieron en septiembre al crecer un 0,3%, al tiempo que se revisa al alza en 0,5 p.p. el dato anterior, hasta un 2,5%. Sin embargo, el aumento de los pedidos en agosto-septiembre no compensa el sustancial descenso de los dos meses previos, lo que explica que, en media del 3T18, los pedidos sean un 1,0% inferiores a los del 2T18, encadenando así tres trimestres consecutivos de caídas. Esta debilidad de los pedidos totales se explica por los externos que, en lo que va de año, han retrocedido un 7,3%, arrastrados, principalmente, por los pedidos de la UEM (caen casi un 11%). La producción industrial también sorprendió favorablemente al aumentar en septiembre un 0,2% y revisarse al alza el dato previo en 0,4 p.p., hasta un 0,1%. Hay que destacar positivamente la progresión de “menos a más” a lo largo del trimestre, pero el balance para el 3T18 es negativo: la producción cae un 0,9% respecto al 2T18.

 

Por tanto, la evolución seguida por la actividad industrial en el 3T18, sumado al comportamiento de la balanza comercial (el superávit podría haberse contraído casi un 10%) y a la debilidad de las ventas minoristas (cayeron un 1,0%), configuran un escenario de práctico estancamiento de la economía alemana en el 3T18. Esta evolución ya se anticipaba con los datos de PIB del 3T18 publicados: con Francia creciendo un 0,4%, e Italia estancada, el avance de la UEM de un 0,2% sólo parece posible si el crecimiento de Alemania no supera el 0,1%.

 

Sin embargo, lo más probable es que ese parón de la economía alemana sea puntual. Como ya venimos señalando, buena parte de la debilidad del sector industrial en el 3T18 se explica por el impacto negativo de la entrada en vigor el 1 de septiembre de una regulación más restrictiva en materia de emisión de gases para el sector del automóvil: este sector representa el 20% de la industria total. De hecho, la estadística publicada por la VDA (la patronal alemana del sector del automóvil) muestra que la producción de coches retrocedió más de un 36%, entre julio y agosto. La noticia positiva es que parece que este efecto ha sido transitorio, ya que entre los meses septiembre y octubre, la producción se incrementó en más de un 40%, si bien no logran alcanzarse los mismos niveles de producción que antes del verano. Por tanto, es factible que en el 4T18 se produzca un “efecto rebote”, que podría compensar parte del deterioro del 3T18.  

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.