Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 22 de julio de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 15 de julio de 2016 17:30

Las bolsas acusan el golpe de Niza

Self Bank | Se ha vivido una triste jornada en Europa, tras el último atentado de Niza, que ha hecho que las referencias macroeconómicas pasen a un segundo plano.

 

 

Los efectos del atentado en el mercado solo se han dejado notar en empresas relacionadas con el turismo como aerolíneas, gestores aeroportuarios y hoteleras. Como es lógico, la peor parte se la han llevado Air France KLM (-1,88%) y los hoteles Accor (-3,43%).

 

Los índices europeos cierran a la baja, aunque el tono bajista ha sido moderado. El DAX alemán cae -0,01% y el CAC francés -0,30%. En cambio, el Footsie londinense nada contracorriente y se anota un +0,22%.

 

El Ibex cierra una gran semana en la que ha acumulado una ganancia superior al 4% y ha logrado recuperar gran parte de lo que perdió tras las dos nefastas jornadas posteriores al Brexit. Pero hoy no ha podido ser, y el viernes el selectivo pierde -0,25% hasta los 8.531,00 puntos.

 

Hoy toca despedir a FCC del selectivo, ya que finaliza el plazo de aceptación de la OPA lanzada por Carlos Slim. En función del resultado de la misma, el Comité Asesor del Ibex decidirá el día 27 si la rescata para el índice o si por el contrario incluye algún otro valor.

 

CAF ha confirmado la puesta en marcha el contrato con el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, por valor cercano a los 183 Mn$, y que incluye el suministro de 18 trenes de 6 coches cada uno. Con la puesta en marcha de este contrato, CAF afianza su posición en el continente americano, y de forma especial, en el segmento de unidades de metro, donde ya ha desarrollado proyectos para ciudades como Washington, Ciudad de México, Caracas y Santiago de Chile.

 

Esta madrugada China le ha dicho al mundo que su situación económica probablemente no sea tan preocupante como se estaba descontando. Sus cifras de PIB (+6,7%), producción industrial (+6,2%) y ventas minoristas (+10,6%) han quedado por encima de lo esperado y son fruto del cambio en el modelo de crecimiento que está registrando el país. De continuar esta tendencia, próximamente veremos a China parecerse más a las economías occidentales, donde el consumo interno tiene un papel mucho más importante que las exportaciones.

 

Aquí en Europa se ha confirmado un modesto crecimiento de precios ya que el IPC se ha mantenido en el 0,1%. Alguna sorpresa más nos ha deparado la agenda macroeconómica en EE.UU., donde las ventas minoristas han superado expectativas (+0,6% vs +0,1% estimado) mientras el IPC se ha situado una décima por debajo de lo previsto al marcar un aumento del 1%.

 

No ha decepcionado tampoco la producción industrial, con un crecimiento del +0,6% vs +0,3% estimado y -0,3% anterior.

 

Por el contrario, el Empire Manufacturero muestra en julio una lectura de 0,55 vs 5 est y 6,01 anterior, mientras que la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan retrocede desde 93,5 a 89,5, mostrando un dato más débil tanto en la percepción de la situación actual como en las expectativas a 6 meses.

 

Citigroup no ha querido ser menos que JP Morgan ayer y ha superado las previsiones al ver caer sus beneficios menos de lo que venía barajando el consenso. Los buenos resultados corporativos que estamos viendo y las esperanzadoras referencias macro de los últimos días siguen sosteniendo a Wall Steet, que cotiza en zona de máximos históricos.

 

Dejamos atrás una semana de fuertes subidas y nos adentramos en otra en la que contaremos con una agenda muy cargada. Para empezar, porque las cotizadas españolas inician la temporada de presentación de resultados en la que se espera una caída interanual en el beneficio. Las mejores previsiones para compañías ligadas al turismo como AENA o Amadeus no serán capaces de compensar la caída de beneficio que se prevé que presente el sector bancario.

 

La reunión del BCE del jueves acaparará buena parte de la atención. No obstante, es poco probable que Mario Draghi mueva ficha teniendo en cuenta que en Banco de Inglaterra no lo ha hecho.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.