Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 19 de septiembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en En colaboración con Santander Viernes, 03 de julio de 2020 00:00

SO:FIA, el bróker digital de Banco Santander para manejar tus inversiones con facilidad desde casa

Estar al tanto de los vaivenes de los mercados, vigilar tus fondos de inversión, ver cómo evoluciona tu cartera o hacer operaciones en bolsa desde cualquier lugar. El bróker de Banco Santander 100% digital permite seguir de cerca los ahorros y aprovechar las oportunidades de inversión que puedan surgir.

 

En estos momentos excepcionales, en los que la crisis del coronavirus aconseja mantener las distancias y actuar con precaución, la tecnología se ha convertido en un instrumento esencial no sólo para continuar con las tareas cotidianas, sino para seguir de cerca nuestras inversiones y ahorros.

 

Con este objetivo nació SO:FIA, una plataforma de inversión “que hace fácil lo difícil y acerca el conocimiento financiero de manera sencilla, segura y con la mejor información”, según destaca Banco Santander en su página web. Esta herramienta ayuda a buscar las soluciones que más se ajustan a las necesidades financieras de los clientes, para lo que incorpora mecanismos de análisis con un alto componente de inteligencia artificial que facilitan la búsqueda de productos y realizan simulaciones y comparativas. SO:FIA tiene en cuenta los conocimientos del cliente y su experiencia en los mercados financieros. A través de un breve cuestionario sobre la tolerancia al riesgo, el horizonte temporal de la inversión o el importe que se prevé destinar, adapta la decisión de inversión a los distintos perfiles. De esta forma, permite conocer si el producto es adecuado o no en función del tipo de cliente y ofrece otras alternativas de inversión. Además, se puede ver la distribución de carteras de manera simple o agregada, incluyendo todos los productos de inversión, así como revisar tanto la exposición sectorial, como por tipo de activo o geografía, de toda la cartera o de un activo en particular, y saber la rentabilidad. También ofrece una cartera virtual para hacer simulaciones, probar estrategias y técnicas de inversión con dinero irreal y seguir su evolución en el tiempo para comprobar los resultados. El objetivo es “tomar las mejores decisiones para diversificar el riesgo y maximizar la rentabilidad”, asegura la entidad. “SO:FIA esta indicada para todo tipo de inversores, desde el más sofisticado al que se inicia en esta actividad. Queremos ayudarles a que pasen de ser ahorradores a buenos inversores".

 

Con el bróker del Santander se pueden contratar acciones de los mercados europeos, americanos y asiáticos, ETFs, Warrants, Futuros, Opciones, planes de pensiones y todos los fondos de inversión gestionados tanto por el banco como por las principales gestoras internacionales. El objetivo es poner al alcance del inversor la mayor variedad de alternativas posible y favorecer la diversificación de la cartera para reducir el riesgo.

 

A través de esta plataforma los clientes también tienen acceso a los mejores informes elaborados por el equipo de analistas del banco y el consenso de opinión de los grandes expertos internacionales. Vídeos diarios de un minuto sobre la bolsa para comenzar el día informado, noticias e informes sobre más de 9.000 compañías, análisis técnico y fundamental de valores o tutoriales para aprender conceptos esenciales sobre finanzas se suman a la oferta que ofrece este bróker.

 

 

Una nueva forma de hacer banca

 

SO:FIA es sólo un pequeño ejemplo del desarrollo de nuevos negocios y estrategias digitales que ha puesto en marcha Banco Santander y que está en la base del crecimiento exponencial que están viviendo los nuevos canales online. El grupo está inmerso desde hace tiempo en un profundo proceso de transformación tecnológica que se engloba bajo el concepto de Digilosofía, una nueva forma de entender la banca y, sobre todo, de hacerla más útil y funcional para los clientes. El reto es que el banco sea digital en todos los mercados en los que opera, lo que significa que todos los productos puedan ser contratados, de principio a fin, a través de los diferentes canales.

 

“La implementación de nuestros planes de transformación digital es crítica porque, cuando pase la crisis del coronavirus, el ritmo de transformación se recuperará una vez más. Y dado que muchos clientes están confiando en la banca digital durante la crisis, es probable que el cambio se acelere”, explicaba Ana Botín, presidenta de Santander, durante su intervención en la junta general de accionistas celebrada el pasado mes de abril. Y ofrecía algunos datos que evidencian cómo está cambiando el perfil de los clientes. El año pasado, el 36% de las ventas fueron digitales y las operaciones a través del móvil crecieron el doble que el año anterior. Ya son 36,8 millones de clientes los que se relacionan a través de internet con el banco, lo que significa que algo más de la mitad de los clientes activos del Santander (en concreto un 52%) son digitales y se conectan una media de cinco veces a la semana.

 

La oferta del Santander abarca todos los segmentos de clientes: particulares, grandes empresas, pymes, autónonomos o emprendedores. La entidad cuenta a con seis aplicaciones de pagos móviles para clientes particulares, lo que lo convierte en referente en este campo: Apple Pay, Samsung Pay, Bizum, Fitbit Pay, Garmin Pay y APP Wallet. La mayor parte de ellos están total o parcialmente implantados en los diez mercados principales del Grupo. También ha lanzado al mercado otras propuestas útiles tanto para particulares como para empresas. Es el caso de OnePay FX, un servicio de transferencias internacionales que usa tecnología blockchain. Además, ofrece a las empresas darse de alta como clientes en cinco pasos en un proceso 100% digital. Un servicio pionero que incluye prácticamente todo lo que necesita un negocio en su gestión diaria, desde enviar ficheros de cobros y pagos, generar remesas, realizar transferencias o incluso crear facturas a través de Billin y acceder a servicios de internacionalización.

 

Uno de los componentes principales de esta digitalización es Santander Global Platform (SGP), una plataforma global que se ha convertido en punta de lanza de la innovación y transformación tecnológica de la entidad. Esta plataforma abierta incorpora todos los servicios de pagos y banca digital: principalmente Global Merchant Services (GMS) y Global Trade Services (GTS), con foco en servicios de pago para pymes; Superdigital y Openbank como soluciones de banca digital para particulares, además de otras iniciativas, como el fondo InnoVentures o Santander Digital Assets.

 

El fin último de esta revolución es mejorar la experiencia del cliente y aumentar su confianza y vinculación. Y Botín es su principal defensora: “Estamos preparando a Santander para aprovechar las enormes fortalezas que tenemos, como la tecnología, el talento y el tamaño. Esto nos ayudará a aprovechar al máximo las oportunidades que nos trae la innovación digital y ser líderes del sector financiero en la próxima década”.