Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 14 de noviembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NACIONAL Miércoles, 13 de marzo de 2019 00:00

La economía española avanza a velocidad de crucero en el primer trimestre a pesar de la incertidumbre

BBVA Research | El crecimiento del PIB español en 1T19 respecto al trimestre anterior podría situarse entre el 0,6% y el 0,8%. Esto es consistente con nuestra previsión para 2019 (2,4% a/a).

 

 

En todo caso, los riesgos y su posible realización durante los próximos meses, ponen un sesgo a la baja sobre el escenario. La demanda doméstica lidera la mejora de la actividad mientras que algunos componentes de la externa evidencian signos de debilidad. Por último, el ritmo de creación de empleo y la inflación se estabilizan.

 

El crecimiento del PIB se estabiliza al inicio del año, a pesar de los riesgos

 

Con cerca del 50% de la información disponible para el primer trimestre del año, el modelo MICA-BBVA1 señala que el avance trimestral del PIB podría situarse entre el 0,6% y el 0,8% t/t (véase el Gráfico 1). De cumplirse esta estimación, el avance de la actividad se situaría en línea con las previsiones presentadas a principios del trimestre (entre el 0,6% y el 0,8% t/t)2, y consistentes con el escenario previsto por BBVA Research para el conjunto del año (2,4% a/a). En todo caso, se mantiene cierta cautela dados los riesgos que persisten. A nivel externo destacan, entre otros, las dudas sobre el ritmo de crecimiento global y la evolución de la política comercial entre algunas de las principales economías. A nivel doméstico, persiste la incertidumbre sobre la política económica y sobre el impacto de algunas de las medidas que se han implementado recientemente

 

 

La demanda doméstica lidera el crecimiento, destacando la fortaleza del consumo y la recuperación, al menos temporal, de la inversión

 

En el primer trimestre del año, las señales que se extraen de los indicadores de gasto y confianza sugieren que el crecimiento del consumo privado mantendría el tono positivo registrado en el cierre del año o, incluso, que podría acelerarse ligeramente. Igualmente, los datos de ejecución presupuestaria sugieren que el avance del gasto en consumo público podría mantenerse en cotas elevadas, aunque ligeramente por debajo al registrado en el trimestre anterior.

 

En lo que atañe a la inversión, los indicadores parciales de coyuntura señalan que tanto aquella destinada a la construcción residencial como, sobre todo, la ligada a la ampliación de la capacidad productiva de la economía (maquinaria y equipo), podrían volver a terreno positivo tras la caída inesperada al cierre del pasado año.

 

La demanda externa crece al arranque del año, a pesar del entorno de incertidumbre

 

Los datos disponibles sugieren que tras la recuperación observada al cierre del pasado año, las ventas de bienes al exterior podrían mantenerse al alza en el inicio del año. Por su parte, las exportaciones de servicios crecerían, si bien a un ritmo menor que en el pasado trimestre. Entre ellas, podría destacar una recuperación del sector turístico tras el retroceso registrado a lo largo de segundo semestre del año anterior (véase el Gráfico 5). Con todo, se mantiene una elevada incertidumbre sobre esta mejora prevista, dado el entorno exterior adverso.

 

El mercado laboral mantiene su dinamismo al inicio de 2019

 

Las estimaciones de BBVA Research indican que el número de afiliados a la Seguridad Social creció en 40 mil personas CVEC en febrero, igual que en enero. En caso de mantenerse este ritmo de creación de empleo en lo que resta del trimestre, la variación en el número de afiliaciones podría situarse en torno al 0,7% t/t CVEC en 1T19, algo menos que en el cierre de 2018 (0,8% t/t CVEC). Por su parte, el paro registrado mantuvo su tendencia a la baja en febrero (en 13 mil personas CVEC, según las estimaciones de BBVA Research) lo que, de prolongarse en marzo, podría dar lugar a un retroceso para 1T19 similar al visto en 4T18 (-1,1% t/t frente -1,9% t/t CVEC).

 

La inflación interrumpió su tendencia a la baja en febrero

 

Tras la intensa desaceleración observada en los meses pasados (de 1,3pp entre junio y enero), la inflación general aumentó 0,1pp hasta el 1,1 % a/a en febrero, debido al aumento interanual de los precios de los carburantes. Sin embargo, la inflación subyacente se moderó en 0,1pp hasta el 0,7% a/a, debido al efecto base en el precio de los servicios. Así, el crecimiento en los precios generales en febrero habría sido 0,4pp inferior al registrado en el conjunto de los países de la UEM y, según las estimaciones de BBVA Research, la diferencia en el componente subyacente (que excluye energía y alimentos no elaborados) también habría rondado los -0,4pp.

 

Hacia delante, es de prever que la inflación se mantenga contenida, tras haber dejado atrás los repuntes causados por la subida del precio de la energía en 2018. En este contexto, se estima que la inflación subyacente se mantenga cercana al 1,0% durante los próximos meses.  

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.