Los PMIs de mayo en China mantienen la estabilidad: manufacturas 51 (vs 51,1 en abril), servicios 55,2 (vs 54,9) y compuesto 54,2 (vs 53,8)

China sigue en expansión

Renta 4 | Apertura con leves caídas (futuros Eurostoxx -0,2%) tras una sesión de más a menos el viernes en Wall Street, aunque destacamos los cierres en positivo a pesar de que el deflactor del consumo privado subyacente, la medida de inflación preferida de la Fed, repuntó más de lo previsto hasta +3,1% i.a., si bien el mercado tomó el dato con tranquilidad y las rentabilidades de la deuda se mantuvieron estables. Hoy es previsible que vivamos una sesión de muy escaso volumen ante la festividad en Estados Unidos (Memorial Day) y Reino Unido.

En el plano macro, sin sorpresas en los PMIs de mayo en China, que mantienen estabilidad tanto en manufacturas 51 (vs 51,1e y anterior) como en servicios 55,2 (vs 55,1e y 54,9 en abril) y compuesto 54,2 (53,8 previo). 

Como referencias macro de interés también prestaremos atención a los primeros IPC de mayo, en concreto en Alemania con esperado repunte a +2,3% i.a. (+2,0% anterior) y en España hasta +2,4% i.a. (+2,2% anterior), aunque no esperamos que esto cambie el discurso acomodaticio del BCE. Pendientes asimismo de las Previsiones Económicas de la OCDE, donde podremos comprobar si el tono más positivo respecto a la recuperación de la movilidad en el sector servicios asociada al mayor ritmo de vacunación repercute en una revisión al alza de las estimaciones de crecimiento (las anteriores corresponder a principios de marzo). 

De cara al resto de la semana, el principal foco de atención estará en los datos de empleo de mayo en Estados Unidos, con una fuerte recuperación de empleos prevista tras el freno sufrido en abril (650.000e vs 266.000). En términos de precios, destacamos el IPC de la Eurozona, mientras que en relación a los bancos centrales estaremos pendientes del Libro Beige de la Fed. 

A nivel mercado, mantenemos nuestro escenario base de estrategias de salida de los principales bancos centrales marcadas por la paciencia (recuperación incompleta, repunte de inflación transitorio) y continuidad de la recuperación económica de la mano de una creciente movilidad. Seguiremos vigilando de forma especial la inflación (confirmar que su repunte no es estructural) y las nuevas cepas por posibles implicaciones negativas en el ritmo de reapertura económica (ejemplo: variante india y limitaciones al turismo británico por parte de Alemania y Francia). Con todo, se mantienen los apoyos a las bolsas: 1) elevada liquidez (bancos centrales manteniendo sesgo dovish), 2) estímulos fiscales (Estados Unidos, con los planes de infraestructuras y de familias pendientes de aprobación, 19% del PIB en próximos 10 años) y 3) expectativas de recuperación del ciclo económico y de resultados empresariales. 

Reiteramos nuestra preferencia por Renta Variable Europea ante su mayor componente cíclico y una rentabilidad claramente atractiva en relación a la deuda pública, aun cuando las valoraciones absolutas se sitúan en niveles exigentes. No obstante, esta exigencia se moderaría con una revisión al alza de resultados empresariales que no descartamos en caso de que se vaya materializando la esperada recuperación económica a partir del segundo trimestre del año. Mantenemos el sesgo de nuestras carteras 60% ciclo / 40% defensivo, en la convicción de que la rotación a ciclo es una tendencia que continuará a medio plazo, pero en un escenario de bajos tipos de interés, que seguirá favoreciendo a defensivos/crecimiento.