Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 23 de abril de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en OPINION Jueves, 17 de enero de 2019 00:00

Año cero: la UE inicia un viaje a 27 y lo hará sumida en la fragmentación política

Alexandre Mato (Bruselas) | “No hay ninguna razón para perder la esperanza en Europa”. Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, afronta decidido el final de su mandato.

 

 

El auge de los populismos, los movimientos euroescépticos y de la extrema derecha pueden manchar los últimos meses del luxemburgués al frente de la Comisión, ya empañada porque concluirá pocos meses después del Brexit.

 

Quiera o no, la Comisión Juncker pasará a la posteridad como la primera en la historia de la UE que pierde un estado miembro. El proyecto comunitario no volverá a ser igual a partir del 29 de marzo de 2019, fecha del Brexit, salvo que un terremoto político y un eventual gobierno en Londres paralice de esta salida, opción validada recientemente por el Tribunal de Justicia de la UE.

 

En paralelo al portazo británico y aprovechando tanto la debilidad de una UE que aún se lame las heridas de la crisis como el futuro equilibrio político que saldrá de las instituciones comunitarias con 27 estados miembro, el populismo de extrema derecha puede aumentar considerablemente sus apoyos en las elecciones al Parlamento Europeo de mayo. Por primera vez en la historia, la gran coalición entre la democracia cristiana y la socialdemocracia puede perder la mayoría absoluta.

 

Un sombrío panorama ante el que Juncker prefiere ser optimista, sensación compartida por dirigentes del establishment bruselense, porque en Bruselas cualquier crisis es vista como una oportunidad de reforzar el proyecto comunitario. Desde el Parlamento Europeo, una alta fuente afirma que “el Brexit puede funcionar como una vacuna, en algunos países han desaparecido las mayorías de gente que quiere irse. Ahora existe una narrativa sobre qué es la UE, qué hace y qué no”, un discurso que oponer ante el populismo también presente al otro lado del Atlántico, insisten.

 

PUEDE LEER EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA ZONA PREMIUM

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.