El Ibex35 cae un 1,23% desde máximos en una jornada bajista generalizada

El IBEX 35 cierra la semana en niveles similares a los del pasado viernes

Fátima Herranz González ( Singular Bank) | Toma de beneficios generalizada en los mercados de renta variable globales en una jornada en la que la caída del bitcoin a mínimos desde comienzos de año ha lastrado la cotización de las acciones vinculadas a las criptomonedas. Una evolución que se ha producido en una semana volátil en la que han afectado, entre otras variables, las declaraciones de hoy del Banco Popular de China descartando el uso de las monedas digitales como forma de pago.

Por otro lado, uno de los principales focos de preocupación del mercado se sitúa en los crecientes problemas de escasez en la industria de semiconductores, especialmente ante su impacto en los sectores de automóviles y de electrónica. Según una investigación de Susquehanna Financial Group, los plazos de entrega de chips aumentaron en abril a 17 semanas, frente a 12 semanas en enero de 2020. Una evolución negativa que podría acentuarse a corto plazo ante el posible impacto en las cadenas de suministro globales del repunte de los casos de contagio de covid-19 observado en los últimos días en algunas regiones de Asia. Destaca especialmente Taiwán, clave en la fabricación de chips, donde por el momento el Gobierno ha aumentado las restricciones de movilidad a nivel nacional. 

En este contexto, el líder de la mayoría del Senado estadounidense, Chuck Schumer, ha afirmado que EEUU incluirá 52.000 millones de $ para impulsar la fabricación nacional de semiconductores en un proyecto de ley dirigido a mejorar su competitividad frente a China. La financiación propuesta (pendiente de negociación y aprobación) se destinaría a construir, expandir y modernizar plantas nacionales de fabricación de semiconductores con el objetivo de reducir la dependencia de las empresas estadounidenses de proveedores extranjeros y evitar posibles interrupciones en el suministro derivadas de tensiones comerciales o factores externos como la actual crisis sanitaria.

Adicionalmente, la negativa situación epidemiológica que afrontan grandes economías como India y Japón, entre otras, unido al menor avance de sus programas de vacunación, podrían condicionar la senda de recuperación de la economía global este año. En este sentido, al ritmo actual de inoculación se proyecta que serán necesarios en torno a 3,4 años para inmunizar al 75% de la población de India y 21 meses en Japón, frente a 3 meses en el caso de Reino Unido y 4 meses en EEUU y la UE.

En este entorno, las principales bolsas de Asia han revertido su tendencia alcista de ayer, cayendo el Nikkei 225 japonés un 1,28%, el Sensex indio un 0,58% y el Shanghai Composite chino un 0,51%. Los mercados bursátiles de Hong Kong y Corea del Sur han permanecido cerrados por festivo.

Siguiendo la tendencia de la renta variable asiática y la evolución de Wall Street, las principales bolsas europeas han cerrado con caídas en un rango de entre un 1% y un 1,8%. El DAX 30 alemán ha liderado esta evolución con un descenso de un 1,77%, seguido del CAC 40 francés (-1,43%), el IBEX 35 (-1,23%) y el FTSE 100 británico (-1,19%).

En España, el IBEX 35 ha frenado su tendencia al alza de las tres sesiones anteriores, cayendo un 1,23% desde su máximo de los últimos 15 meses hasta 9.071 puntos. Los mayores descensos se han registrado en compañías ligadas a las materias primas como ArcelorMittal (-4,69%) y Repsol (-2,58%), al mismo tiempo que ACS ha retrocedido un 2,80%. En contraste, únicamente cuatro valores han cerrado con signo positivo: Cellnex Telecom (+0,87%), Telefónica (+0,37%), Merlin Properties (+0,27%) y Red Eléctrica (+0,09%).

Por su parte, los principales índices de EEUU registran al cierre de los mercados europeos caídas ligeramente inferiores a las de las bolsas de Europa. En concreto, el S&P 500 pierde un 1,05% y el Nasdaq Composite un 0,74%.

Renta fija

Tono mixto en los principales mercados secundarios de renta fija soberana a nivel global, con predominio de las compras en las economías de mayor calidad crediticia frente a una ligera reducción de la exposición de los inversores a los bonos del sur de Europa. 

No obstante, en general las variaciones de yield continúan siendo moderadas, en una coyuntura marcada por la incertidumbre sobre la evolución de la inflación de las economías avanzadas en los próximos meses. En este sentido, hoy Eurostat ha confirmado que en abril la inflación de la Eurozona se elevó a un 1,6% anual, frente a un 1,3% anual en el mes anterior, principalmente ante la normalización de los precios de la energía. Un hecho que se refleja en la evolución de la inflación subyacente, que excluye alimentos frescos y energía, que disminuyó 0,2 pp respecto al marzo hasta un 0,8% anual.

A su vez, hoy también se ha conocido que la inflación de Reino Unido alcanzó un 1,5% anual en abril, superando en 0,8 pp su tasa del mes anterior.

Estos datos han constatado que el repunte de precios de las economías europeas se mantiene significativamente por debajo del observado en EEUU, donde la inflación aumentó en abril a su mayor nivel desde septiembre de 2008 de un 4,2% anual, debido principalmente a la recuperación retrasada de la Eurozona tras sufrir una doble contracción en el 1T de este año.

En este escenario, hoy (20:00 h española) se publicarán las actas de la reunión de abril de la Reserva Federal que, si bien se celebró antes de conocer el último dato de inflación, podrían reiterar la previsión de que el incremento de los precios sea de carácter transitorio. Asimismo, podrían aportar la opinión de los miembros del Comité de Mercado Abierto sobre la evolución económica y la orientación de su política monetaria a medio plazo.

En las referencias a 10 años de la Eurozona, las TIRes de los bonos alemán y francés han caído 0,6 pb y 0,9 pb, respectivamente. En contraste, la rentabilidad del bono italiano ha aumentado 1,0 pb hasta un 1,115%, la del bono español 0,7 pb a un 0,605% y la del bono portugués 0,8 pb a un 0,606%.

Paralelamente, en Reino Unido el rendimiento del Gilt a 10 años se ha reducido 2,0 pb hasta un 0,846%.

En el caso de EEUU, a cierre del mercado europeo el Treasury a 10 años cae ligeramente a un 1,634% (-0,3 pb).