Japón crece un 3% en el 4T20: el Nikkei cierra por encima de los 30.000 puntos por primera vez desde agosto de 1990

J. J. Fdez- Figares (Link Securities )|En la semana que hoy comienza en las bolsas europeas los inversores continuarán muy pendientes de los factores que vienen condicionando el comportamiento de estos mercados desde hace semanas. Así, la evolución de la pandemia y, sobre todo, del proceso de vacunación en los distintos países, seguirán siendo clave, ya que es determinante para establecer cuándo las economías de la región van a iniciar su recuperación. Antes, y cómo mucho nos tememos confirmarán el viernes las lecturas preliminares de febrero de los índices adelantados de actividad sectorial, los PMIs manufactureros y de servicios, todo parece indicar que la economía de la Zona Euro entrará nuevamente en recesión en el 1T2021 -según una encuesta de Reuters a un pool de economistas. Es por ello que cuanto antes se levanten las restricciones a la movilidad de las personas y a la actividad de muchas empresas menos daño infringirán estas medidas a la marcha de esta economía. En ello, como es evidente, la rápida distribución de las vacunas contra el Covid-19 debe jugar un papel fundamental. 

Otro factor que los inversores continuarán siguiendo muy de cerca son las negociaciones en el seno del partido demócrata para la aprobación del nuevo gran paquete fiscal de ayudas a los afectados por el coronavirus de origen chino. En ese sentido, señalar que, una vez superado el “juicio político” (impeachment) al ex presidente Trump, el Congreso debe centrarse totalmente en este tema. Se espera que para finales de esta semana haya ya un borrador de ley que pueda ser votado, incluso antes de finales de mes, en la Casa de Representantes. El modo en que se financiará este programa y el más que probable plan de infraestructuras, que llegará posteriormente, es uno de los temas que concita más discusiones entre los demócratas. El presidente Biden dijo durante la campaña electoral que ambos planes se financiarían con incrementos de impuestos a las empresas y a las rentas más altas, aunque en su partido hay partidarios de financiarlos con más deuda. En cualquier caso, el modo en que se financien ambos planes va a tener un impacto seguro en los mercados financieros estadounidense y en el dólar a medio/largo plazo, por lo que habrá que estar muy pendientes del tema. A más corto plazo, la inminente aprobación del programa de ayudas fiscal creemos que permitirá a las bolsas europeas y estadounidenses mantener el buen tono reciente. 

Por último, señalar que la temporada de presentaciones de resultados empresariales trimestrales, que esta semana coge ritmo en las principales plazas europeas, donde se darán a conocer las cifras de compañías referentes en sus sectores de actividad como las suizas Nestle y Credit Suisse, la británica BHP Group, las alemanas Allianz y Daimler, las francesas Airbus, Kering y Danone, o la española Repsol (REP), seguirá siendo escrutada en profundidad por los inversores. Hasta el momento, y como venimos repitiendo en nuestros comentarios de mercado, la temporada está sorprendiendo “para bien”, con la mayoría de las cotizadas siendo capaces de superar las expectativas de los analistas lo que, en muchos casos, les está “animando” a revisar al alza sus estimaciones de resultados para el conjunto del ejercicio. Además, y este es el tema que consideramos más relevante, los gestores de muchas empresas se están mostrando moderadamente optimistas sobre el devenir de sus negocios, optimismo que, una vez más, está apoyado en la rápida distribución de las vacunas contra el Covid-19, algo que, al menos en la Europa continental, todavía está por ver que se cumpla. 

Para empezar la semana, esperamos que las bolsas europeas abran hoy al alza, aunque los volúmenes de contratación serán bajos, al estar Wall Street cerrado por la celebración en EEUU del Día del Presidente. Además, en Asia tanto las bolsas chinas como la de Hong Kong siguen cerradas por la celebración del Nuevo Año Lunar. Por su parte, la bolsa japonesa ha subido con fuerza esta madrugada, animada por los resultados empresariales y por la publicación de la lectura preliminar del PIB de Japón correspondiente al 4T2020 que, con un crecimiento intertrimestral del 3,0%, que ha sido del 12,7% en términos anualizados, ha superado lo esperado por los analistas en ambos casos (+2,0%, y +9,5%, según el consenso de FactSet). Ello ha permitido al Nikkei cerrar por encima de los 30.000 puntos por primera vez desde el mes de agosto de 1990.