Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Publicado en Noticias Premium Lunes, 27 de noviembre de 2017 08:30

Xabier Sagredo: “El mundo ha cambiado tanto que ahora da igual dónde estés”

Fernando Barciela | Presidente ejecutivo de BBK y consejero de Iberdrola, Xabier Sagredo, fue antes presidente y vicepresidente del Consejo de Administración de la Caja de Ahorros Bilbao Bizkaia Kutxa, Aurrezki Kutxa eta Bahitetxea (BBK) y presidente de su Comisión de Auditoría.

 

Llama la atención que las cajas vascas no se vieran alcanzadas por la crisis, al menos no como las demás. ¿Cómo se explica eso?

 

No voy a hablar de las demás entidades, lo que sí le digo es que la gestión que se ha hecho en BBK, desde hace muchos años, siempre, ha tenido en cuenta la calidad, la alta calidad de su gobernanza, con una gestión basada en la máxima prudencia, en la profesionalidad...

 

Sus ratios de mora en BBK han sido realmente bajos.

 

Yo no voy a entrar en temas relacionados con la gestión de Kutxabank... Entiendo que me pregunta por la antigua Caja de Ahorros BBK, de la que también fui presidente. En ese sentido le digo que sí, que han sido muy bajos, los más bajos del sistema financiero español. Nuestra región tiene una gran diversificación industrial, y no está tan metida en el sector turismo o en el inmobiliario como otras comunidades, lo que ha permitido afrontar con menor riesgo la crisis. Claro que también hemos tenido burbuja inmobiliaria pero tengo que decir, incidiendo en esa gestión profesional y de máxima prudencia, que BBK no se ha dedicado nunca a las grandes operaciones inmobiliarias. En este sector, nos hemos limitado a más al ‘retail’, al mercado minorista, y además de un modo muy prudente.

 

¿Pero esto fue solo una decisión de las cajas vascas, o es que la burbuja no fue tan fuerte allí?

 

Todo esto se explica también por nuestra cultura. BBK, cuando era una caja de ahorros, era una entidad de bajo apetito en materia de riesgo. Como empresa siempre hemos tenido muy definidos los sectores en los que intervenimos, lo que no te permite entrar en grandes aventuras, en operaciones arriesgadas. El efecto de esta cultura es que, en época de crisis, aguantamos mejor que las cajas de otras regiones. No es menos cierto, lógicamente, que en épocas de bonanza registramos menos rentabilidad que otras entidades. Aquí la gestión de participadas se determina con unas normas de definición de inversión muy minuciosas y muy exhaustivas y eso nos permite que el nivel de riesgo sea poco elevado.

 

PARA LEER LA ENTREVISTA COMPLETA ACCEDA A LA ZONA PREMIUM