Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 29 de septiembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 16 de enero de 2020 09:00

El acuerdo firmado tiene un alcance limitado: deja para la siguiente fase la ciberseguridad o las subvenciones a la industria

Intermoney | Las bolsas arrancarán la sesión del jueves con el optimismo por la firma del acuerdo comercial de “Fase uno” entre Estados Unidos y China, si bien no deberían producirse movimientos de gran calado al constituir un hecho ya descontado. En concreto, la anteriormente mencionada firma supone el consabido compromiso chino a invertir más de 200 mm. $ tanto en industrias como en exportaciones.

 

 

En el caso de las compras al sector agropecuario Pekín hará un gasto de 50 mm. $, en el caso del sector de la energía se prevé una inversión de 50 mm. $, y para la industria de la manufactura, 75 mm. $. Asimismo, el documento también incluye la inversión de entre 40 mm. $ y 50 mm. $ de China en servicios financieros en Estados Unidos.

 

Desde el bando estadounidense se afirmaba que con el pacto se consigue evitar que se continúe con la manipulación de divisas. De hecho, el acuerdo comercial incluye un acuerdo que reafirma el compromiso de evitar las devaluaciones competitivas y supone para China la erradicación de su etiqueta como manipulador de divisas. Para ello, se destacaba el compromiso de ambas partes de llevar a cabo una mayor transparencia en las reservas de divisas y las cifras sobre importaciones y exportaciones y se acotaba más la política cambiaria; una pieza clave en los pactos que se llevaron en su momento con México, Canadá y Corea del Sur.

 

También se eliminarán las restricciones para permitir que las compañías de seguros de propiedad estadounidense entren en mercados chinos. Y a las compañías estadounidenses de calificación crediticia se les permitirá poseer una calificación unitaria de todos los tipos de bonos nacionales vendidos a inversionistas nacionales e internacionales. Sin embargo, el acuerdo firmado tiene un alcance limitado y, si bien se contaba con el compromiso chino de no interferir en las tierras raras, dejaba para la siguiente fase la ciberseguridad o las subvenciones a la industria por parte de las autoridades de Pekín.

 

Ambas economías se beneficiarán de la mayor certidumbre en el ámbito comercial tras cerrarse la primera fase del acuerdo. Sin embargo, en el caso de China, las autoridades deberán realizar más esfuerzos en forma de estímulos para luchar contra la desaceleración que viene arrastrando el país en los últimos años. En un momento en el que el yuan se ha fortalecido hasta 6,8888 USDCNY, la última encuesta de Reuters señalaba que el PIB chino cerrará 2019 con un avance del 6,1% (6,6% en 2018), lo cual constituye la tasa más baja desde la década de los 90.

 

Curiosamente, la firma del acuerdo comercial se producía casi a la par que la aprobación, por parte de la Cámara de Representantes estadounidense, de los siete congresistas demócratas que ejercerán como “fiscales” en el impeachment contra Donald Trump a raíz del escándalo de Ucrania y el envío de los cargos (abuso de poder y obstrucción al Congreso) al Senado. A priori, el proceso caerá en saco roto dada la mayoría republicana en el Senado, aunque servirá para genera ruido mediático.

 

Pero hablando de ruido mediático, el foco estará en los próximos días en Rusia después de que el primer ministro, Dmitri Medvédev, y su Gabinete renunciasen este miércoles solo unas horas después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, propusiese en su discurso anual sobre el estado de la nación cambios “sustanciales” en la Constitución que debilitarían la autoridad de un eventual sucesor y podrían extender su control sobre el poder. Como punto final, el presidente proponía como nuevo jefe del Ejecutivo al poco conocido responsable del Servicio Federal de Impuestos, Mijaíl Mishustin. Las modificaciones constitucionales que ha sugerido el líder ruso establecen nuevos requisitos, y más duros, para liderar el país, fortalecen el papel del Parlamento y de un renovado Consejo de Estado.

 

En lo que la jornada de hoy se refiere, en Estados Unidos se publicarán las ventas minoristas de diciembre, las cuales mejorarán su crecimiento hasta 0,5% m. y cerrarán el 4tr19 con tasas nominales de 2,7% trim. a.; una tasa bastante peor que el 5,7% trim. a. del 3tr19, pero que concuerda con los crecimientos moderados del consumo que cabe esperar en la actual fase del ciclo.

 

En línea con lo anterior, el Libro Beige de la Fed señalaba que la economía estadounidense entraría en 2020 sobre una base sólida tras haber mantenido una modesta expansión en la recta final del año anterior. El mercado laboral ajustado, los aumentos lentos de los precios y el efecto positivo de las compras por internet en el periodo vacacional la debilidad en el sector industrial, a pesar de que la incertidumbre comercial y los aranceles continuaron afectando a algunas compañías. Por último, las presiones inflacionistas se mantuvieron modestas en todos los distritos de estudio, aunque algunos reportaron presiones en los precios de los alimentos.

 

Así, nos hallamos ante un escenario sin sobresaltos en Estados Unidos que, probablemente, quede en un segundo plano en las bolsas, las cuales estarán más pendientes de la resaca tras la firma del acuerdo comercial y de los resultados corporativos. Ente estos últimos, sobresaldrán los de Bank of NY Mellon, BlackRock y Alstom, entre otros.

 

Por último, en el ámbito emergente, destacará la primera reunión del 2020 del Banco Central de Turquía, en la cual se espera el anuncio de un nuevo recorte en el tipo oficial de interés hasta 11,5%. De esta manera, la autoridad monetaria turca volverá a apoyar una depreciación de la lira y, a su vez, seguirá la voluntad del presidente Recep Tayyip Erdoğan, quien instaba al banco central a aplicar unas políticas más expansivas.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.