Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 21 de octubre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Jueves, 05 de julio de 2018 08:00

La reducción de la pendiente 2-10 en Estados Unidos hasta 30,7 p.b puede convertirse en el nuevo punto de atención

Intermoney | Los inversores estadounidenses retornarán a la actividad y lo harán a la sombra de unos datos que no aportarán grandes novedades, dado que la encuesta ADP de empleo con 195.000 ocupados más en junio recordará la inercia positiva del mercado laboral estadounidense.

 

Una inercia que es reflejo de una economía inmersa en un momento favorable acorde con un dinámico crecimiento en el 2tr18, apuntando el estimador de la Fed de Atlanta un avance del 4,1% trim. a. en dicho trimestre.

 

Los indicadores adelantados que conoceremos durante la jornada señalarán que dicho buen momento tendrá continuidad en el 3tr18, aunque con una intensidad algo menor. El PMI del sector servicios y su homólogo del ISM cederán posiciones en junio, pero permaneciendo respectivamente en sólidos niveles de 56 y 58, respectivamente. El sector terciario seguirá beneficiándose del buen desempeño del gasto de los estadounidenses y la economía de Estados Unidos no dará sorpresas en el corto plazo, como será reafirmado por la revisión al alza del dato final del PMI compuesto americano.

 

La ausencia de nubarrones en la economía estadounidense también será visible en el tono de las actas del encuentro de junio de la Fed. Los últimos datos apuntan que la actividad avanza firmemente en Estados Unidos y el PIB aumentará cerca de un 2,8% durante 2018, en línea con las estimaciones de la autoridad monetaria americana, al tiempo que las estrecheces desde el lado de la oferta son evidentes en el mercado laboral y el PCE central (la referencia de precios de la Reserva Federal) ya alcanzaba el 2% a. el pasado mayo. En suma, el escenario juega a favor de la estrategia de salida de la Fed y la necesidad de recuperar el margen perdido por la política monetaria explicará el apoyo en la institución al progresivo endurecimiento de la misma.

 

De forma que las actas de la Reserva Federal articularán un mensaje que reforzará las expectativas respecto a una nueva subida de tipos de 25 p.b en septiembre, la cual se verá complementada con un último paso en el ajuste de su balance hasta situarlo “en la velocidad de crucero”. Sin embargo, los inversores mirarán más allá y lo interesante será que, de mantenerse la actual inercia de la economía y un tono favorable de los mercados, el discurso de la Fed dará margen para descontar tipos ligeramente restrictivos en Estados Unidos durante la segunda mitad de 2019.

 

El escenario descrito que sería favorable a las ventas de treasuries no esperamos que cause gran impacto en el rendimiento del 10 años durante la jornada, sobre todo, porque estamos ante cuestiones ya presentes entre los inversores. Así, la reducción de la pendiente 2-10 en Estados Unidos hasta 30,7 p.b puede convertirse en el nuevo punto de atención y empezar a generar cierto ruido, a pesar de que en el momento actual su aplanamiento no debe percibirse como sinónimo de recesión.

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.