Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 05 de agosto de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Jueves, 30 de julio de 2020 00:00

El PIB de EEUU registra una contracción trimestral récord

 AXA IM | El PIB del segundo trimestre de Estados Unidos registró una contracción trimestral récord de -32,9% anualizado, aunque fue mejor que la previsión de consenso de -34,5% como habíamos sugerido.  

 

 

Todos los componentes del PIB se vieron afectados en magnitudes récord, con un descenso del consumo del 34,6%, la inversión privada del 29,9% y las exportaciones del 64%.

 

 

La atención se centra en las perspectivas del tercer trimestre. Hemos bajado nuestras perspectivas a +19% desde +29%, reflejando la reaparición del virus y las nuevas restricciones.

 

Ahora pronosticamos que el PIB de 2020 caerá un 4,7% (desde el 4,5%), aún más optimista que el consenso -5,5%.

 

Los mercados financieros consignaron el modesto PIB a la historia, centrándose en cambio en el debilitamiento de las solicitudes de subsidio de desempleo, que hizo que los rendimientos de los Estados Unidos a 10 años se situaran en mínimos históricos y que el dólar bajara un 0,25% más.

 

El PIB del segundo trimestre de los Estados Unidos registró una contracción del 32,9% (tasa anualizada ajustada estacionalmente) en su primera estimación. Esto comparado con nuestro pronóstico de -31,4% y el consenso del mercado de -34,5%, o -9,5% comparado con -9,0% y -10,0% respectivamente. No es sorprendente que este haya sido el peor descenso trimestral desde que se dispone de datos trimestrales.  

 

Un desglose de los datos confirmó nuestra sospecha de que el consumo no caería tan bruscamente como se temía en un principio. El consumo se contrajo en un 34,6% (consenso 34,5%, AXA IM 37,3%) o alrededor de un 10% q/q, consistente con un aumento adicional del 5% m/m en el consumo en junio. Otros componentes del PIB se vieron afectados de manera casi igual de significativa. La inversión privada registró una caída anualizada del 29,9%. Mientras tanto, las importaciones y exportaciones se ajustaron drásticamente con una caída de las exportaciones del 64% (anualizada) y las importaciones del 53%. Sin embargo, la contribución neta del comercio al crecimiento fue del 0%, sólo modestamente inferior al impulso del 1,6% al PIB del primer trimestre. Por último, los inventarios cayeron más de lo que esperábamos, reduciendo el crecimiento general solo en un 5% anualizado - y representando 0,7 ppm del exceso de optimismo de 0,5 ppm de nuestra previsión.

 

La estimación inicial del PIB del segundo trimestre también ha sido un testimonio del nuevo indicador económico semanal de la Reserva Federal (WEI). Este siguió bien la caída del PIB durante la crisis financiera y hasta ahora ha sido una buena guía para esta fuerte caída. Esto ayudará a orientar las perspectivas para el futuro trimestre, al cual la atención ahora inevitablemente cambia. Recientemente hemos atenuado nuestras propias previsiones a raíz de la reaparición del virus en los Estados Unidos -en particular en el sur- y la restricción impuesta para contenerlo. Ahora vemos pruebas de que el virus puede estar pasando su fase máxima para los Estados Unidos y esperamos ver pruebas de la disminución de nuevos casos en los próximos meses y, en última instancia, un nuevo levantamiento de las restricciones - si bien con más cautela esta vez. Esto ya se ha demostrado que tiene un impacto en la actividad: las solicitudes de desempleo de hoy mostraron que las solicitudes iniciales y continuas aumentaron la semana anterior, ya que los cierres de las industrias de venta al por menor y de ocio tienen un impacto en los puestos de trabajo. Hemos reducido nuestro pronóstico para el PIB del tercer trimestre a +19,3% de +28,6% para tener en cuenta las restricciones adicionales impuestas en el tercer trimestre. En general, asumimos que este déficit será compensado en gran medida en el cuarto trimestre. Sin embargo, con el impulso del subsidio de desempleo terminando mañana - algo que ha proporcionado un importante apoyo a los ingresos hasta el momento - existe el riesgo de que la pérdida de puestos de trabajo ahora pese más sobre los ingresos de los hogares, lo que aumenta la perspectiva de una desaceleración más persistente.  

 

En el conjunto del año, la publicación del PIB del segundo trimestre de hoy nos lleva a revisar nuestra previsión para el 2020 en su conjunto a un -4,7%, desde el -4,5%. Esto sigue siendo más firme que la previsión de consenso de -5,5% para este año y depende de una recuperación más sólida del H2 de lo que los mercados predicen actualmente. Prevemos un crecimiento del 4,8% para 2021, por encima de las previsiones del consenso del 3,9%.

 

Los mercados financieros parecieron ignorar este modesto superávit de las expectativas, centrándose más en el deterioro registrado en los reclamos de desempleo y lo que eso podría decir sobre el crecimiento futuro. Mientras que los rendimientos a 2 años se mantuvieron prácticamente sin cambios - tras un claro mensaje de la Fed de ayer - los rendimientos a 10 años cayeron otros 2bps, situándose por debajo del cierre de marzo, el más bajo de todos los tiempos. El dólar también se suavizó con las noticias, cayendo un 0,25% frente a una cesta de divisas.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.