Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 17 de agosto de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 09 de marzo de 2018 10:00

Modesto cambio de discurso del BCE

Bankia Estudios | De acuerdo con su comunicado, las compras de activos podrían alargarse más allá del mes de septiembre si fuera necesario, pero no ampliarse en cuanto al volumen. Del comunicado y rueda de prensa posterior, cabe destacar lo siguiente:

 

 

 

  • Crecimiento: va a ser más rápido de lo inicialmente previsto, lo cual aumenta la confianza en la subida de la inflación. El buen momento económico puede conducir a más sorpresas positivas en crecimiento. En cuanto a los riesgos, los ve equilibrados y se siguen centrando en factores globales, como las posibles medidas proteccionistas que se puedan poner en marcha o el mercado de divisas. Ha revisado al alza la previsión de 2018 del 2,3% al 2,4%, mientras que mantiene la de 2019 en el 1,9% y la de 2020 en el 1,7%.

 

  • Inflación: la inflación se situará en torno al 1,5% lo que queda de año. La subyacente sigue débil, pero aumentará gradualmente en el medio plazo. En cuanto a las previsiones, mantiene la de 2018 en el 1,4%, baja la de 2019 del 1,5% al 1,4% y mantiene la de 2020 en el 1,7%.

 

  • Tipo de interés: sin cambios. Continuarán en los niveles actuales por un periodo de tiempo prolongado y, en todo caso, más allá del horizonte de compra de activos.

 

  • Condiciones monetarias: continúa siendo necesario mantener un substancial grado de acomodación de la política monetaria.

 

 

  • Forward guidance: el cambio en el comunicado ha sido adoptado por unanimidad. Comenta que no ha habido mucho debate sobre otros posibles cambios, que su política sigue siendo “reactiva” y que no se puede “cantar victoria” todavía sobre la inflación.

 

Prácticamente no ha revisado su escenario, algo que esperábamos. Sin embargo, nos ha sorprendido el cambio tan modesto en su discurso, pues ha sido incluso más tibio de lo que estimábamos (es obvio que una ampliación del volumen de compras no estaba en la cabeza de nadie). El rango tan reducido de precios en el que se han movido las tires, el euro y los índices de Bolsa reflejan esa tibieza. Es probable que esta estrategia de pequeños “pasitos” se mantenga en las próximas reuniones, pero creemos que no más allá de junio, que es cuando debería dar una señal más clara de que a partir de septiembre habremos entrado en otra fase. En sentido positivo hay que destacar que el cambio en el comunicado ha sido adoptado por unanimidad, pues lo contrario habría sido un poco “desesperante”.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.