Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 16 de octubre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Martes, 14 de agosto de 2018 08:30

Los parches del Banco de Turquía: inyección de liquidez y flexibilidad en la gestión de colaterales

Intermoney | El domingo, las autoridades turcas prometían que el lunes se articularían medidas concretas para tranquilizar a los mercados. Finalmente, estas medidas llegaban encabezadas por el banco central de Turquía que prometía “toda la liquidez necesaria a los bancos”

 

Y anunciaba además la “inyección al sistema financiero de aproximadamente 10.000 mill. de liras y 3.000 millones de dólares estadounidenses en liquidez equivalente al oro”.

 

La inyección de liquidez con la que se buscaba favorecer la estabilidad del sistema financiero turco permitiendo el correcto funcionamiento de los mercados, se veía complementada con medidas tendentes a facilitar la apelación de los bancos a dicha liquidez. Entre estas, se encontraba la revisión de las tasas de descuento aplicadas a los colaterales en las operaciones de acceso a la financiación contra liras turcas, siendo el objetivo que la banca cuente con mayor flexibilidad en la gestión de dichos colaterales. A efectos prácticos, la nueva regulación implicará que con los mismos colaterales la banca podrá acceder a 3,8 mm. de liras más en liquidez del banco central.

 

Por otro lado, los límites de las garantías depositadas en divisa extranjera para las transacciones en liras turcas de la banca eran aumentados hasta 20 mm. € desde 7,2 mm. €. Asimismo, se recordaba que las operaciones de inyección de liquidez, en caso de necesidad, pueden complementarse con otras más allá de la semana de duración y extenderse hasta un máximo de 91 días; todo ello sin menoscabar la posibilidad de asistir a más de una operación Repo a un plazo de entre 6 y 10 días en las jornadas en las que la banca atesore mayores necesidades de financiación.

 

En cuanto al acceso a liquidez en divisa extranjera, el banco central de Turquía establecía que la banca podrá tomar préstamos de depósitos en moneda extranjera con vencimiento a un mes, más allá del vencimiento clásico de una semana. Además, “el banco central reanudará su función de intermediario en el mercado de depósitos de divisas. En consecuencia, a través de la intermediación del banco central, los bancos comerciales podrán tomar y prestar entre ellos en el mercado de depósitos de divisas, según las reglas establecidas en las Instrucciones de Implementación en los Mercados de Divisas y Billetes Extranjeros”.

 

Finalmente, la autoridad monetaria turca establecía que se podrían aumentar los actuales límites de los depósitos en divisa extranjera (alrededor de 50 mm. $) y mejorar las condiciones de utilización, si se considera necesario. En conjunto, no estamos ante medidas tranquilizadoras para los inversores extranjeros, sino ante parches para evitar que las tensiones de liquidez degeneren rápidamente en un escenario mucho más preocupante.

 

Todo ello a la sombra de una cuestión que no debemos olvidar: los turcos no tienen mucho músculo financiero para aguantar. El deterioro de las reservas internacionales es una realidad en los últimos meses y, en base a la definición más restrictiva del FMI que deja fuera las cuentas de corresponsalía y billetes en moneda extranjera, estas finalizaban junio en 98.385 mill. $ después de caer en -8.921 mill. $ en el mes, alejándose de los valores de 115.297 mill. $ de principios de año. Unos datos que describen una clara senda a la baja que debería haberse agravado en julio y lo que llevamos de agosto.

 

Por lo pronto, la volatilidad en la lira turca continuaba un día más fluctuando en un valor amplio que iba desde los 6,50 a los 7,00 USDTRY en los que cotizaba al final de la tarde. Asimismo, el Istambul 100, el principal índice bursátil turco, llegaba a perder un -6,9% en medio de la caza de brujas anunciada por el supervisor de los mercados turcos anunciando que iniciará acciones legales contra cualquiera que publique noticias falsas sobre empresas cotizadas o instituciones financieras.

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.