Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 22 de mayo de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 15 de marzo de 2019 10:32

Más allá del Brexit, las bolsas estarán supeditadas a la cuádruple hora bruja

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Al final pesó más en el comportamiento de las bolsas europeas la desactivación del riesgo de un Brexit duro por parte del Parlamento británico que las flojas cifras macroeconómicas publicadas en China o que la constatación de que, por ahora, habrá que esperar para que Estados Unidos y China alcancen un acuerdo comercial.

 

 

Así, los principales índices de renta variable europeos se pusieron en positivo nada más comenzar la jornada, animados los inversores por el hecho de que la probabilidad de que el Reino Unido abandone la UE sin acuerdo se ha reducido a la mínima expresión, tras ser rechazada por dos veces dicha posibilidad el miércoles por los miembros del Parlamento británico. Al cierre, todos ellos presentaron ligeros avances, cerrando, no obstante, por debajo de sus máximos del día. La libra, sin embargo, sufrió ayer algunas tomas de beneficios tras las fuertes alzas de los últimos días.

 

Señalar, no obstante, que tal y como adelantamos que podría suceder, los datos macro publicados en China de madrugada, que confirmaron que esta economía sigue desacelerándose, y las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las que afirmaba que no tenía prisa para cerrar un acuerdo comercial con China y que si éste, finalmente, no lo satisface no lo cerrará, lastraron en las bolsas europeas el comportamiento de los valores de corte más cíclico como los relacionados con las materias primas minerales o los industriales, concretamente los del sector del automóvil.

 

La Bolsa estadounidense, por su parte, experimentó pocas variaciones en una sesión falta de referencias y en la que la actividad fue una de las más reducidas del año, algo extraño teniendo en cuenta que era la víspera del cuádruple vencimiento de los contratos de derivados sobre acciones e índices que tendrá lugar hoy. Destacar desde un punto de vista técnico que el S&P 500 volvió a mostrarse incapaz de romper la resistencia que tiene en el nivel de los 2.800 puntos, nivel que se le ha “indigestado” ya cuatro veces desde el pasado mes de octubre. Al cierre, los principales índices terminaron de forma mixta, sin grandes variaciones.

 

De cara a la sesión de hoy, jornada que, como hemos indicado, estará condicionada por el vencimiento trimestral de los contratos de derivados sobre acciones e índices, cabe destacar la noticia de que el Parlamento británico votó ayer aplazar, por 412 votos a favor y 202 en contra, la fecha oficial del Brexit, establecida en su día para el 29 de marzo, al menos tres meses para poder tener tiempo para aprobar un acuerdo con el mayor consenso posible. Se espera que la primera ministra británica, Theresa May, vuelva a someter a votación su plan la semana que viene. May espera poder presionar a la parte más euroescéptica de su partido, que hasta ahora ha rechazado su plan, con el hecho de que, si su plan no pasa, la fecha del Brexit podría retrasarse mucho más tiempo, siendo factible hasta que se termine celebrando un nuevo referéndum, posibilidad que de momento fue rechazada ayer en votación por los miembros del Parlamento. Entendemos que los inversores, y a pesar de lo caótico que está siendo el proceso, prefieren el actual escenario, en el que un Brexit duro ha sido desestimado por el momento, y en el que se ha aplazado la fecha de salida –ahora serán los socios del Reino Unido en la UE los que autoricen dicho aplazamiento, aunque no pensamos que haya ningún problema en que sea así–, y que ello se dejará notar nuevamente hoy cuando abran las bolsas de la región. Además, la noticia de que el Gobierno de China está decidido a adoptar nuevas medidas, concretamente reducciones de impuestos a empresas y particulares, para impulsar el crecimiento de su economía también creemos que será bien recibida por los inversores en Europa.

 

Así, esperamos que hoy la renta variable europea comience la sesión al alza, en una jornada en la que la agenda macro incluye, entre otros datos, las cifras definitivas de la inflación del mes de febrero en la Zona Euro y la publicación en Estados Unidos de la producción industrial del mismo mes y de la lectura preliminar de marzo del índice de sentimiento de los consumidores. No obstante, y como suele ser habitual en estos días, el comportamiento del mercado de contado estará durante gran parte de la jornada supeditado al mencionado cuádruple vencimiento de derivados.

 

Por último, señalar que esta madrugada se ha sabido que el Banco de Japón ha mantenido sin cambios su política monetaria “ultralaxa” y, a pesar de señalar que la economía sigue creciendo a un ritmo moderado, ha llamado la atención sobre la debilidad de las exportaciones y de la producción industrial, variables que se están viendo muy afectadas por la ralentización del crecimiento económico chino y por la batalla comercial entre Estados Unidos y China. La Bolsa japonesa ha reaccionado de forma positiva al comunicado del Banco de Japón, cerrando el Nikkei con una apreciación cercana al 1%. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.