Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 17 de julio de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 14 de diciembre de 2018 00:00

Fuerte caída de la inflación española

Bankia Estudios | La inflación se redujo seis décimas en noviembre hasta el 1,7%, la más baja en siete meses. Dentro de una evolución desinflacionista casi generalizada por componentes, destaca la caída de los precios energéticos (electricidad y carburantes). 

 

La caída de la inflación en noviembre ha sido más intensa de lo que preveíamos, de modo que recortamos ligeramente nuestra previsión para los próximos meses: se mantendrá en diciembre en torno a la tasa actual, repuntará en los primeros meses de 2019 hasta el entorno del 2% y cerrará el año en el 1,5%.

 

La tasa de inflación de los productos energéticos intensifica la senda de moderación y se ralentiza más de cuatro puntos hasta el 6,4%, la más baja desde abril, gracias a la bajada de precios, tanto de los carburantes y combustibles como de la electricidad, en contraste con las subidas de hace un año. Esto, a su vez, afectó a los precios del transporte (3,3%, casi 2,5 puntos menos que en octubre) y a los asociados a la vivienda (2,8% vs 4% anterior).

 

 

La alimentación también contribuye a la caída de la inflación, ya que su tasa se reduce tres décimas hasta mínimos de ocho meses (1,5%), arrastrada por los elaborados (0,6%, la tasa más baja en año y medio), especialmente aceites y grasas. Por su parte, la inflación de los alimentos frescos se mantiene en el 3,5%: la caída de precios de frutas contrarrestó el encarecimiento de legumbres y hortalizas.

 

 

Por lo que respecta a la tasa de inflación de los servicios, también se redujo, aunque con menor intensidad, una décima hasta el 1,5%. Ello se explica por el comportamiento antes comentado del transporte, y, en menor medida, de turismo y hostelería, fruto de los menores precios de los paquetes turísticos. Por el contrario, educación, servicios médicos y comunicaciones tuvieron un impacto alcista sobre la inflación.

 

En cuanto a los precios de los bienes industriales no energéticos, crecen un 0,1% en el último año, idéntica tasa a la de octubre: contrasta la subida de medicamentos y artículos de uso personal y para el hogar con la moderación de algunos textiles y muebles. Como resultado de lo anterior, la inflación subyacente se redujo una décima hasta el 0,9%.

 

 

Por último, la inflación armonizada (IPCA) también se redujo seis décimas hasta el 1,7%, con lo que el diferencial con la UEM, cuyo dato aún es provisional, se sitúa en terreno negativo por primera vez en siete meses (-0,3 puntos).  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.