Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 17 de noviembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 08 de noviembre de 2019 00:00

El BoE aumenta una décima al alza hasta el 1,4% su estimación de crecimiento para el PIB de Reino Unido en 2019

Intermoney | Dejando a un lado las noticias en clave comercial, la sesión del jueves venía marcada por la actualización de previsiones por parte de la Comisión Europea. Sin embargo, Bruselas no era el único foco de atención, pues la reunión del BoE también demandaba su cuota de protagonismo.

 

El encuentro, más allá de que se mantuviese invariable el tipo de interés en el 0,75%, servía para que el banco central diera a conocer sus previsiones para Reino Unido. El BoE decidía revisar en una décima al alza su estimación de crecimiento para la economía en el presente año (hasta 1,4%), bajo la justificación de que la prórroga para el brexit hasta el 31 de enero reducía el riesgo de una salida abrupta de Gran Bretaña de la UE.

 

No obstante, se recortaban las estimaciones de crecimiento para 2020 (1,2% desde 1,3%) y 2021 (1,8% desde 2,3%) y, para finales de 2022, se esperaba un nivel de PIB un 1% inferior al previsto en agosto. Según palabras del gobernador, Mark Carney, el crecimiento futuro dependerá, en gran medida, de la relación comercial entre Bruselas y Londres y de la evolución de la economía mundial.

 

Otro de los aspectos más relevantes de la reunión del BoE lo encontrábamos en las mayores desavenencias en el Consejo de Gobierno, pues dos miembros (Michael Saunders y Jonathan Haskel) votaban a favor de del primer recorte de tipos desde agosto de 2016 (-25 p.b.). Éstos alegaban que su cambio de postura se debía a la reducción de las ofertas de empleo, lo cual sugeriría que el mercado laboral estaría cambiando, y a los riesgos a la baja de la economía mundial y del brexit.

 

Lo cierto es que todavía quedan muchos flecos por resolver, en cuanto a la desconexión entre Reino Unido y la UE, que constituyen el origen de incertidumbre económica y financiera. Principalmente, las miradas se postran sobre las elecciones anticipadas que Boris Johnson convocó para el 12 de diciembre, en las cuales buscaría obtener una mayoría parlamentaria lo suficientemente amplia como para aprobar la legislación del brexit antes de que se llegue a la nueva fecha límite (31 de enero).

 

Pese a todo lo anterior, los mercados cerrarán la semana postrando su interés, de nuevo, sobre las informaciones comerciales entre China y EEUU. Los últimos titulares, que adelantaban el recorte de aranceles a las importaciones entre ambas potencias, animaban a los selectivos hasta máximos históricos (en el caso de Wall Street). De esta forma, cabe destacar que cualquier apunte adicional respecto a un posible acercamiento comercial entre Washington y Pekín volverá a ser muy bien recibido en los mercados y eclipsará el resto de las informaciones de la jornada.

 

Aun así, conviene no despreciar el efecto que los resultados podrán tener sobre los inversores, así como también el de los datos que veían la luz durante las horas previas a la apertura de los mercados europeos. En concreto, conocíamos las cifras de la balanza comercial china medida en dólares, las cuales reflejaban que, en octubre, las importaciones volvían a caer y encendían las alarmas sobre el comportamiento del consumo chino. Por su parte, las exportaciones, si bien moderaban, aunque hay que considerar que en los últimos meses han estado muy afectadas por la caída de envíos hacia Hong Kong con motivo de las protestas sociales. También se publicaban las cifras comerciales de Alemania, si bien su tono era más positivo al denotar una recuperación de las exportaciones hasta +1,5% en septiembre tras dejar atrás el fuerte ajuste vivido en agosto (-1,5% m.).

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.