Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 08 de abril de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 09 de marzo de 2018 07:00

¿Guerra comercial masiva o todos contra uno?

Intermoney | El BCE no se salió del guion esperado, circunstancia que diluirá las ramificaciones a la jornada de hoy de su encuentro de ayer, cobrando mayor importancia las novedades en materia de fricciones comerciales y algunos indicadores clave.

 

De momento, amanecíamos a la sombra de las referencias en Asia, donde el IPC chino aceleraba hasta 2,9% a. en febrero afectado por el desvanecimiento de los recortes de los alimentos y, sobre todo, el distinto calendario del Año Nuevo que impactará en segmentos como el ocio y el transporte. Como podemos observar, las oscilaciones se deberán a factores puntuales desde una perspectiva interna y con poco interés a escala global. Así, se impone quedarse con el menor avance de los precios de producción hasta 3,7% a. en el mismo mes, cuyo comportamiento sí resulta relevante a escala global.

 

Por otro lado, el encuentro del BoJ se saldaba sin cambios en la hoja de ruta de la política monetaria nipona. La mejora del PIB japonés del 4tr17 hasta 1,6% trim. a. respecto a la estimación preliminar de 0,5% permitía cerrar el año 2017 con un crecimiento del 1,7%, la mayor tasa desde 2013. Aun así, pese a que la economía japonesa lleva ocho trimestres consecutivos creciendo, la autoridad monetaria nipona no encontraba motivos para frenar los estímulos, los cuales se mantendrán durante un tiempo, ante unas tasas de IPC que todavía siguen siendo moderadas (0,4% a. en enero excluyendo alimentos frescos y energía).

 

La auténtica clave sobre cuándo perderá fuerza la generosidad monetaria en Japón continúa en la inflación y esta sigue chocando con la evolución del consumo privado y este, a su vez, con los salarios. No obstante, el presidente Haruhiko Kuroda apuntaba que “los miembros del Consejo y yo pensamos que los precios acelerarán hasta el 2% en torno al año fiscal 2019. Por lo tanto, es lógico que también pensemos y debatamos la salida en ese momento”. Una postura que también encontrará respaldo en el próximo vicepresidente del BoJ, cuyas palabras señalan su posicionamiento extremadamente laxo.

 

Las referencias en Europa tomarán el relevo asiático, empezando con la balanza comercial y la producción industrial de Alemania que conocíamos a primera hora. En concreto, las exportaciones germanas retrocedían enero un -0,5% m. (las importaciones hacían lo mismo), mientras que la actividad fabril del mismo mes decepcionaba al caer un -0,1% m.

 

Posteriormente, llegará el turno para el enfriamiento de las cifras de producción industrial de enero en Francia y España, contrastando con el rebote en Reino Unido que se verá acompañado de los datos de construcción y balanza comercial británicos. No obstante, cabe destacar que los indicadores de Gran Bretaña quedarán en un segundo plano, ante el goteo de informaciones vinculadas al “Brexit” que seguirá viendo la luz. En este sentido, desde la UE se ha indicado que el sector financiero comunitario estaría preparado para un proceso de ajuste difícil, una vez Londres se desconecte de Bruselas.

 

Sin embargo, las referencias en Europa no pasarán de puro entretenimiento ante unos mercados expectantes en cuanto los aranceles de Trump, si bien a primera hora de la mañana la noticia de interés era el posible encuentro del presidente estadounidense y el norcoreano, Kim Jong-un, para tratar la desnuclearización del país asiático y frenar las pruebas nucleares y balísticas en un encuentro previsto para mayo.

 

Respecto a los indicadores, destacarán las cifras de mercado laboral de Estados Unidos del mes de febrero, en particular, en lo referente a los salarios. En febrero, estos avanzarán al mismo ritmo que en el mes precedente al hacerlo en un 2,9% a., manteniéndose en máximos de 2009. En consecuencia, los salarios encajarán con el escenario descrito por Libro Beige de la Fed, apuntando la escasez de mano obra cualificada a lo largo del país y que, en algunos distritos, afectaba a “la mayoría de los sectores”.

 

Por el contrario, el mercado asignará menor valor a la continuidad del buen desempeño de las nóminas no agrícolas en Estados Unidos, el cual ya ha sido adelantado por las encuestas empresariales y las bajas cifras de peticiones de desempleo. No obstante, la conjunción del mantenimiento del dinamismo de los salarios y del empleo llevarán a los mercados a cotizar con más fuerza un escenario con cuatro subidas de tipos de la Fed.

 

Además, a esta tesis contribuirán las expectativas de una revisión al alza del crecimiento del 4tr17. Los últimos datos de la encuesta trimestral del sector servicios apuntan a un mejor desempeño en este ámbito clave que podría ser acorde con un repunte de la actividad del 2,9% trim. a.

 

Más allá de los datos, Estados Unidos también demandará su cuota de protagonismo desde el ámbito político con la mirada puesta en los aranceles. En las horas previas a conocerse nuevos detalles en torno a los mismos sobre la importación de acero y aluminio, seguía abierta la posibilidad de que quedasen exentos Canadá, México y Europa. Todo ello, después de firmarse el acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) sin Estados Unidos; situación que apunta a que realmente, en el peor de los escenarios, no afrontaríamos una guerra comercial masiva, sino una batalla de todos contra uno.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.