Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 15 de diciembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Miércoles, 10 de julio de 2019 08:30

Los futuros apuestan con una probabilidad del 94% por una bajada de 25 p.b. de los tipos de la Fed

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses continuaron ayer consolidando sus recientes avances, con la intervención de hoy del presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, ante el Comité de Servicios Financieros de la Casa de Representantes condicionando las decisiones de muchos inversores.

 

 

Así, se espera que Powell clarifique si considera que la economía estadounidense requiere de nuevos estímulos monetarios, tal y como descuenta el mercado –los futuros apuestan con una probabilidad del 94% por una bajada de 25 puntos básicos de los tipos de referencia de la Fed en la reunión de su Comité de Mercado Abierto (FOMC), que se llevará a cabo a finales de este mes– o si, por el contrario, piensa que es mejor esperar antes de actuar.

 

Entendemos que los representantes de ambos partidos le van a preguntar por este tema y que Powell va a tener que “mojarse”. En este sentido, señalar que cualquier afirmación que no respalde una bajada de tipos en julio va a ser muy mal acogida por los mercados de renta fija y de renta variable mundiales.

 

Así, y con este tema en la mente de la mayoría de los inversores, la sesión de ayer en las bolsas occidentales volvió a ser relativamente tranquila, aunque en Europa hubo sectores que sufrieron fuertes ventas por parte de los inversores, como fue el caso del químico, tras la revisión a la baja de sus expectativas de resultados que anunció la alemana BASF. Igualmente, las aerolíneas fueron “castigadas” durante la sesión tras conocerse la intención del Gobierno de Francia de imponer una “eco” tasa a los vuelos que despeguen de los aeropuertos franceses. La compañía más afectada, Air France, anunció que la medida podría suponerle un mayor coste de 60 millones de euros y que condicionaría sus inversiones previstas para modernizar su flota y hacerla menos contaminante. Por último, destacar que la sesión también fue negativa para los valores del sector del automóvil, tras un informe que apuntaba al descenso de las ventas de vehículos en China. En sentido, contrario, los valores de corte más defensivo, con las inmobiliarias patrimonialistas a la cabeza, fueron los que mejor comportamiento mantuvieron durante toda la jornada. Al cierre los principales índices europeos terminaron con ligeros descensos, lejos de los mínimos del día, descensos que fueron más pronunciados en el caso del Dax alemán, donde los sectores que peor se comportaron ayer tienen un peso elevado.

 

En Wall Street ocurrió algo similar, con los valores de corte más cíclico, exceptuando los tecnológicos, quedándose algo rezagados y los más defensivos como las inmobiliarias patrimonialistas y las farmacéuticas a la cabeza de las alzas. Al término de la jornada, y tras un pequeño rally alcista de última hora, tanto el S&P 500 como el Nasdaq Composite fueron capaces de cerrar al alza tras haberse pasado gran parte del día en negativo, mientras que el Dow Jones cerró ligeramente a la baja.

 

Hoy, y como ya hemos señalado, será la intervención de Powell en la cámara baja del Congreso de Estados Unidos la principal referencia del día para los inversores. Posteriormente, y ya con los mercados de valores europeos cerrados, se darán a conocer las actas de la reunión de junio del FOMC, actas que entendemos quedarán desactualizadas ante lo que pueda manifestar Powell. Por tanto, y en el corto plazo, la tendencia de las bolsas occidentales está en las manos del presidente de la Fed que, en el supuesto que recule y se muestre reticente a bajar tipos tan pronto como en julio, que es lo que esperan los inversores, puede provocar una nueva corrección en los mercados financieros mundiales.

 

Por otra parte, señalar que ayer el representante comercial de Estados Unidos, Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Mnuchin, mantuvieron una conversación telefónica con el Vice Primer ministro chino, Liu, en la que también participó el ministro de Comercio, Zhong Shan. Aunque no ha trascendido el contenido concreto de la misma, todo apunta que el objetivo era sentar las bases para el reinicio de las negociaciones comerciales, así como concretar el alcance de lo que acordaron los presidentes de Estados Unidos y China, Trump y Xi, cuando se reunieron en Osaka (Japón), en el marco de la reunión del G20 de hace dos fines de semana. Seguimos pensando que este tema, el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, no va a tener una fácil resolución, ya que las posturas entre ambos países siguen distantes. No obstante, tampoco esperamos una brusca ruptura de las negociaciones en el corto plazo, lo que dará cierta tranquilidad a los inversores, aunque sin que ello suponga que va a desaparecer la incertidumbre que entre este colectivo genera este tema.

 

Hoy, y, para empezar, esperamos que, tras varios días de recortes, las bolsas europeas abran ligeramente al alza. Los valores ligados con el petróleo deberían comenzar la jornada de forma positiva, animados por el repunte que está experimentando esta madrugada el precio de esta materia prima tras conocerse ayer que los inventarios de crudo estadounidenses bajaron con fuerza la semana pasada. Así, y según datos de The American Petroleum Institute (API) en la semana del 5 de junio los inventarios de crudo bajaron en 8,1 millones de barriles en Estados Unidos. Esta tarde conoceremos las cifras oficiales, que publican la Administración de Información de la Energía (EIA), cifras que no siempre coinciden con las de la API.

 

Por último, y centrándonos en la bolsa española, la abrupta renuncia del ministro de Finanzas mexicano, Carlos Urzua, por desavenencias con lo que considera una política económica “extremista” del gobierno del López Obrador, ha provocado una fuerte caída del peso mexicano esta madrugada. Todo ello puede impactar esta mañana de forma negativa a los valores españoles más expuestos a este país, como es el caso de los dos grandes bancos, BBVA y Santander (SAN).  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.