Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 16 de octubre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en CONSENSO Viernes, 16 de febrero de 2018 08:00

Digitalización: ¿renovarse o morir?

Marta Pérez | La vida media de las empresas es cada vez menor: ha pasado de 61 años en la década de los sesenta a casi 17 en la actualidad, según un estudio de Standard & Poor’s, y gran parte de la supervivencia radica en la innovación. La transformación digital supone una presión cada vez mayor bajo la premisa “renovarse o morir”. Sin embargo, la renovación no tiene por qué llevarse a cabo necesariamente sobre el producto…

 

Un buen ejemplo es Kodak, una empresa que se declaró en suspensión de pagos en 2012 y que tuvo que vender la mayoría de sus patentes para salir de la bancarrota. Tras probar en el mercado de los smartphones, ha dado un salto definitivo hacia la digitalización al entrar en el mercado de las criptodivisas con las KodakCoins, que será el método de pago de la plataforma KodakOne, donde los fotógrafos podrán registrar y vender sus obras y así tener un mayor control sobre su trabajo. Tras el anuncio de la ICO, sus acciones se dispararon un 125% en tan solo dos jornadas, aunque el retraso de su lanzamiento provocó que cayeran un 14% a principios de febrero, ya que, según la compañía, tienen que verificar si sus más de 40.000 inversores potenciales cumplen las condiciones de compra (contar con un patrimonio neto superior a 1 M$ o unos ingresos que superen los 200.000 $ en cada uno de los dos últimos años).

 

La transformación del retail

 

Al igual que en el sector transportes, la tecnología digital ha revolucionado la industria retail. Carrefour ha sido pionero en aplicar la tecnología iBeacons en sus supermercados. Se trata de una tecnología de posicionamiento que permite que el cliente sea guiado a través de la tienda en función de su lista de la compra para que siga la ruta más corta. A través de tablets instaladas en los carritos, o mediante su smartphone, además de minimizar el tiempo de compra, el usuario recibe indicaciones sobre promociones a medida que pasa por delante de cada producto, lo que también permite recopilar gran cantidad de datos sobre el comportamiento de compra en tienda.

 

Amazon se convirtió en 2017 en la marca de retail más valiosa a nivel mundial, y ha ido un paso más allá con su Amazon Go, que a finales de enero abrió sus puertas en Seattle y que ya se ha ganado el título de “tienda del futuro”. A través de la misma tecnología que utiliza Carrefour, el cliente solo necesita tener su cuenta de Amazon vinculada a una aplicación en el móvil y puede coger todos los productos que quiera y salir del supermercado sin sacar la cartera ni pasar por caja, ya que el pago se realiza a través de un carrito virtual que detecta los productos escogidos automáticamente.

 

El país más digitalizado de Europa

 

En el caso de Estonia, la transformación digital ha llegado hasta la administración. También llamado “e-Estonia”, es uno de los pioneros tecnológicos de Europa y tiene una de las sociedades digitales más avanzadas del mundo. Cuna de Skype, fue el primer país del mundo en declarar el acceso a Internet como un derecho humano básico y en permitir votaciones por internet en las elecciones generales de 2007. Tiene más empresas emergentes por persona que Silicon Valley, gracias a su sistema de e-Residency, que otorga a los inversores extranjeros que lo soliciten, en un plazo de 30 días, una identificación digital para poder constituir su empresa, encriptar y firmar documentos, declarar impuestos o realizar transacciones internacionales. La solicitud, que ya ha sido enviada por más de 33.000 personas en 154 países, tiene un coste de 100€. Las operaciones se pueden realizar en toda la Unión Europea y de forma 100% on-line, independientemente de la localización de la persona. Las transacciones son seguras gracias a X-road, un sistema de ciberseguridad que, utilizando la tecnología blockchain, firma y encripta la información que sale de las bases de datos y autentifica y registra la entrante, evitando que se realicen robos masivos.

 

Darwinismo digital

 

Al hablar de transformación digital tendemos a poner el foco en la tecnología y en las nuevas herramientas que esta crea. Sin embargo, según Irene Gómez, directora de producto global Aura de Telefónica, “la tecnología solo ayuda a la transformación. Lo que realmente está cambiando es la forma en la que las personas se comportan. La tecnología está dotando de poder a las personas para que ellas aceleren”.

 

Gonzalo Alonso, CEO de ClowderTank (consultora especializada en transformación digital para empresas) y exdirector para América Latina de Google, apunta que “si nos quedamos solo en cómo cambian las plataformas con esta transformación, nos estamos quedando cortos, ya que también están cambiando todas las estructuras sociales y todos los aspectos de nuestras vidas. Es el darwinismo digital: a nuevas tecnologías, nuevos humanos”. Al final, entender el fenómeno de la transformación digital es entendernos a nosotros mismos, ya que la digitalización no contribuye al crecimiento si las personas no están preparadas para entender y aprovechar las oportunidades que esta ofrece.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.