Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 23 de abril de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en CONSENSO Lunes, 22 de agosto de 2016 00:00

La divisa como nueva variable a la hora de elegir destino vacacional

Ebury | Las personas que deseen disfrutar de sus vacaciones fuera de la zona euro, tienen que saber que un destino como Londres constituye a día de hoy una interesante oportunidad.

 

La moneda británica se ha devaluado en los últimos doce meses un 20,37%, a lo que ha contribuido de manera significativa tanto la incertidumbre previa al Brexit como el resultado final del referéndum. De esta manera, la siempre cara y cosmopolita capital británica, al igual que el resto del país, se convierte en este momento en un destino muy atractivo para los ciudadanos que pagan con euros, y en esta última etapa de las vacaciones, su cotización, en el rango de 0,865 libras por euro, puede resultar especialmente atractiva para quienes, además de hacer turismo, quieren aprovechar su estancia para realizar compras textiles de cara a la próxima temporada de otoño.

 

En cambio, no se puede decir lo mismo para los turistas ingleses, que en el caso de España, constituyen uno de los colectivos más importantes entre los que nos visitan. Su estancia en nuestro país es hoy, por la misma razón, más de un 20% más cara. Esto significa que los británicos tendrán menos euros cambiando la misma cantidad de libras que el año pasado.

 

Entre las oportunidades internacionales que presenta la cotización de las divisas con respecto al euro, destaca de forma muy especial México, cuya moneda se depreció en el último año un 19,2%, y también aparecen destinos interesantes en Extremo Oriente, como China, donde el yuan se ha debilitado un 9,26% con respecto al euro en los últimos doce meses, o la siempre exótica India, cuya moneda se ha desinflado un 6,39% respecto a la moneda común.

 

Las monedas de otros destinos exóticos, como los que representan las Islas Seychelles, Maldivas o Tailandia, no han experimentado fuertes caídas con respecto al euro, si bien el signo de su cotización aporta pequeñas ventajas a favor de la moneda única. De esta manera, la rupia de Seychelles cotiza un 3,54% más barata; lo mismo que la rupia de Maldivas lo hace en un 1,83% y el baht tailandés en un 1,3%.

 

En el particular mapa de las oportunidades turísticas en función de la cotización de las divisas, figurarían también países como Turquía, cuya moneda, la lira turca, se ha depreciado con respecto al euro un 10,2% en el último año; Egipto, con una depreciación del 16,02% en su moneda, o Sudáfrica, con un 11,43%.

 

En el extremo contrario, para un ciudadano de la zona euro resulta este año más caro viajar a destinos como Nueva Zelanda, cuya moneda se ha revalorizado un 6,63% con respecto al euro. Por su parte, el dólar australiano ha escalado un 1,53%. Del mismo modo, estamos asistiendo a la recuperación de la moneda brasileña. Mientras que el real había perdido de marzo 2015 a marzo 2016 en torno al 23 % en valor, lo que hacía del país un destino muy atractivo para los ciudadanos de la zona euro, en la actualidad, en lo que se refiere a la comparativa con idéntica fecha del año pasado, la moneda local se ha revalorizado un 2,66% con respecto al euro.

 

“Ahorrar dinero cuando se viaja al extranjero debería formar parte del proceso de análisis y decisión que una persona hace cuando planifica sus vacaciones, lo mismo que hacen las empresas que mantienen relaciones comerciales con el exterior o planifican instalarse con medios propios en algún país extranjero”, declara Duarte Líbano Monteiro, director general de Ebury.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.