Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 26 de octubre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Lunes, 31 de agosto de 2020 00:00

Recuperación lenta y dispar

Intermoney | Los debates relativos a los estímulos en EEUU vuelven a cobrar fuerza. El jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, elevaba hasta 1,3 bill. $ (1 bill. $ ant.) el valor del paquete de medidas adicionales para hacer frente a los efectos del coronavirus, aunque la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, declaraba que los demócratas lucharían a favor de una cifra que rondase los 2,2 bill. $; un importe menor a los 3,4 bill. $ inicialmente aprobados en el Congreso, pero necesario para “las pruebas y el rastreo” del virus y la “reapertura de las escuelas ya la economía”.

 

De momento, los políticos estadounidenses se enfrentan a un país que, según lo adelantado por la presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester, acabará el año contrayéndose un -6%. Además, la recuperación se dará de forma “lenta y dispar”, según apuntaba recientemente la participante en el FOMC, Michelle Bowman, lo cual concordará con la lectura que emanará del Libro Beige de la Fed. Éste se publicará el próximo miércoles y reflejará las dificultades que atraviesa el mercado laboral en EEUU, pese a su recuperación paulatina.

 

La anterior situación vendrá denotada por cuestiones como el mantenimiento de las peticiones semanales de desempleo en cotas cercanas al millón; una cifra que, además, podría no ser perfectamente fiel a la realidad al hallarnos en un momento en el que muchos parados han agotados sus ayudas y, por tanto, dejan de formalizar nuevas solicitudes. Por su parte, las nóminas no agrícolas registrarán una normalización de la serie en agosto, tras los fuerte repuntes vividos en el inicio del verano, ante un retorno a la actividad escolar afectado por la pandemia y los efectos que las tormentas hayan podido causar sobre la actividad laboral en EEUU.

 

Junto a las referencias vinculadas al mercado de trabajo estadounidenses, los indicadores adelantados demandarán su cuota de protagonismo de la mano de los ISM. Éstos, tanto en el ámbito manufacturero como en el de los servicios, sufrirán recortes en agosto y se situarán en niveles más acordes con el todavía modesto ritmo de recuperación económica en la mayor potencia mundial. En paralelo, la balanza comercial dará señas de una ampliación del déficit en julio, mientras que el gasto en construcción repuntará en el mismo mes en consonancia con avance de las construcciones iniciadas.

 

En Europa, los PMIs finales de la UEM nos recordarán que, en agosto, las expectativas de recuperación empeoraron respecto a julio; una cuestión que también será puesta de relieve por los datos de consumo privado. En línea con el anteriormente expuesto comportamiento del gasto de los hogares en Francia y España durante el mes de julio, las ventas minoristas repuntarán también en Alemania y en el conjunto de la zona euro en dicho mes, si bien el consumo todavía se situará en niveles lejanos a sus homólogos pre-pandémicos.

 

Las menores presiones provenientes de la demanda (especialmente, en los servicios) jugará un rol clave para explicar las modestas tasas de IPC a lo largo de la Eurozona en agosto. En el agregado del área, la inflación desacelerará hasta 0,2% a., al tiempo que los precios a nivel subyacente sufrirán recortes en su tasa hasta 0,6% a.

 

Todo ello, en una semana que se iniciará con Wall Street en máximos históricos y, en consecuencia, cualquier excusa podrá ser aprovechada por los inversores para recoger beneficios: desde unos datos que no acaben de convencer hasta el ruido introducido por las noticias sobre la evolución de la pandemia y la política. De hecho, el arranque semanal vendrá marcado por los PMIs chinos de agosto, los cuales daban una lectura contrapuesta, pues mientras el manufacturero se quedaba por debajo de lo esperado (51,0 pts. vs. 51,2 pts.), su homólogo de servicios si apuntaban una mayor expansión del sector terciario en una lectura que superaba con holgura las expectativas (55,2 pts vs. 54,2 esp.), aunque habrá que ver si los publicados bajo el patrocinio de Caixin confirma la tendencia dibujada por los oficiales.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.