Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 25 de septiembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en CONSENSO Martes, 29 de mayo de 2018 00:00

La banca española sigue reduciendo balance, al 224% del PIB

BBVA Research | En el sector bancario español continúa el ajuste de empleados y oficinas a pesar de que el desapalancamiento del sector privado parece estar llegando a su fin. El sector acusa los efectos de la resolución y venta del Banco Popular en junio de 2017 y registra pérdidas después de impuestos de 3.920 millones de euros en el año, si bien se consiguen mejoras adicionales en solvencia y morosidad.

 

 

Desde el segundo trimestre del año los resultados del sector bancario español han estado afectados sustancialmente por la resolución y venta del Banco Popular a Santander durante el mes de junio. Como resultado de la operación, el Banco Santander anunció pérdidas de 12.128 millones de euros en los resultados del Banco Popular, que fueron posteriormente incrementados hasta 13.560 millones de euros. Esta es la razón principal que explica las pérdidas netas después de impuestos de 3.920 millones de euros que el sector ha registrado en el año 2017, frente a un beneficio de 6.003 millones de euros en 2016. Los ingresos siguen mostrando debilidad debido fundamentalmente al entorno de tipos de interés y el desapalancamiento del sector privado. Así, el margen ordinario disminuye un 3,5% en 2017. La fortaleza de las comisiones (+6,2% en el año) no ha podido contrarrestar las caídas del margen financiero (-4,4%) y de los resultados de operaciones financieras y resto de ingresos, que registran una caída del 10,0% en el conjunto del año 2017.

 

Los gastos de explotación se mantienen controlados aunque repuntan ligeramente en el acumulado del año (+1,1%), sobre todo por el aumento de los gastos generales (+2,3% en el año) en parte por los gastos de la integración del Banco Popular en el Grupo Santander. Como resultado de la evolución de ingresos y gastos, el ratio de eficiencia del sector en 2017 empeora hasta el 57,1% y el margen neto cae un 9,0%. En la parte baja de la cuenta las provisiones crecen un 65% en 2017 y la partida “otros resultados” muestra un saldo negativo de 11.586 millones de euros. En estas partidas se contabilizan varios impactos de la resolución del Banco Popular: 1) pérdidas de 7.800 millones de euros por saneamientos de activos inmobiliarios; 2) activos fiscales no monetizables de 982 millones; 3) 1.137 millones de ajuste del fondo de comercio; y 4) ajuste de 400 millones en las carteras de bonos a vencimiento del Banco Popular.

 

Actividad

Con datos a febrero de 2018, el volumen de balance del sistema se mantiene prácticamente estable en términos interanuales, con un importe que supone el 224% del PIB (234% un año antes).

 

Por otra parte, continúa la reducción del número de empleados y oficinas bancarias en el sistema (-31% y -40% respectivamente a cierre de 2017 desde el máximo de 2008, tabla 3). También continúa la disminución del crédito al sector privado residente en términos interanuales (se analiza con más detalle posteriormente) y el volumen de las carteras de renta fija.

 

Por el contrario se incrementa el crédito a no residentes, las participaciones en renta variable y especialmente el crédito interbancario, incluyendo las posiciones con el BCE (+42% respecto del contabilizado a febrero de 2017, pero -11% desde diciembre).

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.