Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 20 de septiembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en GESTORES Viernes, 02 de agosto de 2019 08:00

Viento de Oriente para los fondos tecnológicos

Manuel Moreno Capa (Director de GESTORES) | China ya tiene su Nasdaq, su mercado bursátil para compañías tecnológicas. Bueno, con algunas diferencias: en él cotizan sólo 25 empresas, frente a las 3.000 representadas en el índice tecnológico estadounidense. Pero no importa. El viento de Oriente sopla fuerte y dará impulso a los fondos tecnológicos, productos de alto riesgo pero también elevada rentabilidad potencial a medio y largo plazo.

 

 

El STAR Market comenzaba a cotizar en la Bolsa de Shanghái el pasado 22 de julio. Y se estrenó con una espectacular subida del 140 por ciento. Una de las 25 compañías cotizadas en él, Anji Microelectronics Technology (productora de materiales para semiconductores), llegó a tocar un 520 por ciento de revalorización, para acabar cerrando con una subida del 400 por ciento.

 

Casi al mismo tiempo, grandes compañías tecnológicas estadounidenses presionaban a Donald Trump para que les dejara suministrar semiconductores y otros componentes a Huawei, ya saben, el gigante chino al que el gran mentiroso del Despacho Oval vetó sin llegar a vetar del todo, algo, por otra parte, muy del estilo del presidente norteamericano: se llenó la boca con el muro que nunca levantará (pese a conseguir que el endeble estado Mexicano le haga de nuevo perro guardián migratorio y a desviar por la cara fondos que estaban adjudicados al Pentágono); amenaza a diestro y siniestro con aranceles que acaba pensándose (¡aún no ha entendido que quienes los pagarían, al final, serían los consumidores norteamericanos de productos importados a los que no quieren, o pueden, renunciar!); genera tensiones innecesarias con Irán sin atreverse a una ofensiva militar que le haría perder votos; promete una América más grande que en realidad empequeñece en el exterior ante la pujanza china e incluso rusa, mientras él se hace cada vez más amigo de grandes impulsores de esa América menguante como los presidentes de Rusia y Corea del Norte…

 

Pero lo cierto es que las fanfarronadas de Trump contra Huawei provocaron serios descalabros en los grandes valores tecnológicos no sólo chinos, sino también norteamericanos. Una prueba más de que este sector, de por sí muy volátil, lo que menos necesita es que mandatarios visionarios y populistas quieran fragmentar con nuevas fronteras y aranceles ese mercado global que constituye el medio ambiente natural de las grandes compañías tecnológicas.

 

El impulso del gobierno de Pekín a su réplica, aún en miniatura, del Nasdaq norteamericano es una de las medidas que pretende evitar que nuevos alardes de Trump y sus secuaces frenen a las grandes tecnológicas chinas. Igual que Estados Unidos buscó en los últimos años su autosuficiencia petrolera, gracias a la potenciación de nuevas técnicas extractivas, China busca ahora una autosuficiencia tecnológica, para conseguir que gigantes como Huawei no dependan de proveedores foráneos.

 

Cierto que las otras grandes tecnológicas del gigante asiático ya cotizan en el Nasdaq, donde tienen más liquidez que en los mercados locales (entre otras cosas porque los inversores chinos tienen fuertes restricciones a la hora de comprar acciones extranjeras). Pero nada impedirá que acaben cotizando, antes o después, en el nuevo índice STAR. Un mercado que atraerá cada vez más dinero de los grandes fondos internacionales especializados en tecnológicas asiáticas. No pierdan de vista estos productos: como todos los relacionados con la bolsa y, específicamente, con los valores tecnológicos, tienen un alto riesgo. Pero pueden ser muy recomendables para carteras de fondos bien diversificadas que quieran incorporar productos con potencial a medio y largo plazo.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.