Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 26 de noviembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en BBVA Viernes, 13 de noviembre de 2020 00:00

El anunciado dividendo del Santander contra un BUYBACK en BBVA

CdM | En su diario de ventas para gestores, Morgan Stanley explicaba la semana pasada que el BBVA estudia la posibilidad de realizar próximamente una recompra de acciones. Sin duda, como forma de retribuir a unos accionistas muy castigados durante los últimos años, como casi todos los de las entidades financieras españolas (su acción, que valía 18 euros a mediados de 2007 cotiza ahora en los 3,1 euros. La del Santander, que en 2007 se compraba por 13,5 se paga hoy a 2,3 euros).

 

Según explica Morgan Stanley las acciones de las financieras europeas han acusado la crisis y las restricciones al dividendo que ha impuesto el BCE, que se espera sean revisadas a final de año, de manera que se puedan reactivar los pagos a partir de enero del 2021 "de forma gradual, individual y con pay outs estimados del 20-30% de media (...) porque solo los bancos más fuertes serán capaces de reactivar los dividendos correspondientes a los beneficios de 2020". KBC, Credit Agricole y Unicredit son, a su entender, los mejor posicionados en la Eurozona –suizos y nórdicos fuera– por sus colchones de capital y su capacidad para absorber pérdidas.

 

En su análisis, MS señala que, sin embargo, hay entidades que a los precios actuales, cotizando a 0,6X TBV, "creen que tiene sentido un mayor uso de buybacks vs dividendos (parece que el otro día el BBVA dejaba caer esta posibilidad en un call con su management). Estiman que los buybacks podrían añadir un 6% de media al EPS si reemplazaran la mitad de los dividendos en los próximos 2 años...".

 

Pocas horas después, el Santander confirmaba las condiciones de su scrip dividend, acordado en la junta del 27 octubre, que se hará efectivo el 11 de diciembre –con el viernes 13 de noviembre como último día para acceder a esta retribución– a tenor de 1 acción nueva por cada 22 antiguas. Y confirmaba su intención de de volver a la retribución en metálico (repartir al menos 0,10 cts. por título) el año próximo, siempre, claro, que el BCE efectivamente levante sus restricciones.

El lunes 16, BBVA confirmaba la venta de su negocio en EEUU por 9.700 mn de euros, en efectivo, y que estudia la posibilidad de realizar una recompra de aciones como forma de retibuir a sus accionistas. Horas después, confirmaba además las conversaciones de fusión con Banco Sabadell y ambas entidades subían con fuerza en Bolsa.

 

Señalar, como curiosidad, que a mediados de los 80 fue precisamente el Banco de Bilbao, por influjo de Ángel Corcóstegui, entonces recién llegado a la entidad, el primer banco español que realizó un buyback. Compró en mercado un 5% de sus acciones para después amortizarlas, echarlas a la papelera. Una decisión llena de sentido –la autocartera siempre estaba en danza para mantener la cotización, pese a que entonces ofrecía un sustancioso dividendo– y en aquel momento inusitada en la Bolsa española. No deja de llamar la atención que las dos primeras entidades financieras españolas hayan tenido siempre visiones y manejos tan distintos –ampliándolo uno, "reduciéndolo" otro– de su capital social.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.